martes, 19 de agosto de 2014

Reseña especial: Penny Dreadful.

Valoración: 8/10.



Malcom Murray busca desesperadamente a su hija Mina, la cual parece haber sido secuestrada por un extraño grupo de criaturas bebedoras de sangre. En su búsqueda será ayudado por un pistolero americano Ethan Chandler, el Doctor Frankestein, y Vanessa Ives, una mujer que posee extrañas habilidades paranormales. Además se cruzarán en su camino con Dorian Gray y otra atípica colección de personajes pertenecientes al Londres victoriano.

El primer capítulo de la serie comienza muy bien y deja el listón muy alto. El resto de la serie continúa siendo interesante, aunque quizás baje un poco las expectativas creadas en el primer episodio. Con todo, en general mantiene un buen ritmo a lo largo de todos los capítulos. La ambientación es fantástica, con su pequeña dosis de sangre y vísceras, y la trama se va desenvolviendo poco a poco, si bien es cierto que en ocasiones pecan de explicar mal ciertos pasajes. Incorpora todas aquellas cosas típicas de la época victoriana relacionadas con lo sobrenatural como el interés por Egipto o las sesiones de espiritismo.

En general los actores realizan un buen trabajo y los personajes resultan interesantes. Quizás en un principio la caracterización de Dorian Gray no me convención demasiado pero me fui acostumbrando. En cuanto a la criatura de Frankestein, pienso que debieron haberla caracterizado mucho más deforme y horrible. Aunque sí me ha gustado mucho el aspecto que le han dado a los vampiros, muy al estilo de Nosferatu. 

En lo que respecta a Eva Green en su papel de Vanessa Ives, que es quien lleva buena parte del peso de la serie, hay momentos en que me gusta mucho su actuación, y otros en que la encuentro demasiado fría e inexpresiva. Sin embargo, debo decir que Billie Piper en su papel de Brona Croft me pareció bastante sorbeactuada. Con todo, me gusta que se tomen su tiempo en profundizar en los personajes y en proporcionarles una personalidad definida, un pasado y unas motivaciones.

Al margen de esos elementos, esperaba con ansias esta serie y admito que no me ha decepcionado. La he disfrutado muchísimo. Es algo así como un Ripper Street con elementos sobrenaturales, lo que la convierte en una serie repleta de todas aquellas cosas que me encantan.

lunes, 18 de agosto de 2014

Geniales esculturas con neumáticos.

Esculturas del artista Yong Ho Ji realizadas con neumáticos.










Reseña de las series que he visto en el último año (y de aquellas que no pude terminar).

Breve reseña de las series que he visto recientemente. Si pincháis en el nombre, os conducirá a la ficha de IMDB donde podréis ver los actores, número de capítulos, etc.


Título: The Paradise - temporada 2.
Valoración: 6,5/10.


Esta segunda temporada me decepcionó un poco. El ritmo es demasiado frenético en algunas ocasiones, como si las cosas sucedieran a trompicones, y a veces las escenas carecen de un buen enlace entre sí. Pasan muchas cosas, y al mismo tiempo la historia no avanza tanto como pudiera parecer. 

Frente a una primera brillante temporada, ésta parece que haya querido ir demasiado rápido en algunas cosas y le ha faltado un mejor desarrollo en algunas partes de la historia. Los elementos interesantes de la primera temporada, como la genialidad de Moray como vendedor, o el triángulo Moray-Denise-Katherine, no pueden exprimirse constantemente y hacen falta nuevos retos argumentales. El nuevo personaje de Lord Glendenning concierte el triángulo en un cuadrado y aporta algunas líneas argumentales nuevas. Sin embargo, el nuevo personaje de Clemence no me acabó de convencer en ningún momento.

A ver qué tal se desarrolla la tercera temporada, pero en mi opinión la primera fue bastante mejor que la segunda.


Título: The White Queen.
Valoración: 7,5/10.


Esta serie está ambientada en el período justamente posterior a la "Guerra de las Rosas" de Inglaterra en el siglo XV. Es una época en la que el trono inglés es inestable y cambia de dueño con facilidad debido a las luchas entre las dos grandes familias: los Lancaster y los Yorkshire.

Se narra este turbulento período por medio de los personajes históricos, particularmente los femeninos, que aspiraron al poder. El punto fuerte de la serie es basarse en una compleja trama de conspiraciones, por lo que nunca sabes hacia dónde van a girar los acontecimientos, ni quién está realmente de parte de quién.

En general, tanto la ambientación como los demás aspectos técnicos están muy logrados, particularmente el vestuario y los escenarios. Algo que eché en falta fue una mejor caracterización de los personajes a medida que pasan los años, ya que se recorre un período histórico muy amplio, y a algunos lo único que hacen es cambiarle el peinado, lo cual no te da la sensación de que el personaje haya envejecido.

Al margen de lo anterior, me pareció una serie muy interesante y con la que he aprendido mucho de un período del que apenas conocía nada. Quizás el final se quedó un poco descafeinado, pero en general me pareció una gran serie que logra mantener el interés.


Título: Lost in Austen.
Valoración: 5/10.



La premisa de la serie me resultó muy atractiva: Amanda, cuyo libro favorito es "Orgullo y Prejuicio", se adentra en la historia al cruzar la puerta de un armario mientras que el personaje de Elisabeth Bennet huye del libro. Amanda deberá tomar su lugar sin que la historia se altere demasiado.

La idea inicial me gustó mucho porque ¿quién no se ha imaginado a sí mismo como parte de su libro favorito? El problema es que el desarrollo posterior tiene un gran sinsentido: si se supone que Amanda se sabe el libro de memoria, ¿cómo actúa siempre tan torpemente enredando la historia? Si sabes de antemano los acontecimientos que van a suceder y conoces tan bien a los personajes, ¿cómo no eres capaz de actuar más inteligentemente?

Mi resultado final es que terminé de ver la serie por verla, pero acabé odiando a Amanda. El resto de personajes cumple el papel a secas, y hay algunos guiños a la adaptación de 1995 (sin duda la mejor). En general, una serie pasable.


Título: Mr. Selfridge - Temporada 2.
Valoración: 7,5/10.


Mr. Selfridge ha vuelto con una muy buena segunda temporada donde ha sabido cómo seguir contando la historia de estos grandes almacenes y sus personajes pero sin "repetir" la primera temporada. De hecho, ésta me parece mejor que la primera. Además se sitúa en el contexto de la I Guerra Mundial, lo que la hace muy interesante.

Así, continúan los problemas y los retos a superar en los almacenes Selfriges, inmersos en la caótica atmósfera de la I Guerra Mundial. Los diferentes personajes se toparán con nuevos dilemas y luchas, cada cual desde su propia pespectiva: política, social, romántica... El nuevo personaje de Lord Loxley da bastante juego a lo largo de la temporada, la cual logra mantener un buen ritmo.


Valoración: 8/10.


Frente a la temporada anterior, con un ritmo muy irregular y una línea argumental a veces un poco confusa, esta temporada sigue un argumento mucho más definido. Aunque pueda parecer que adolece de lentitud, sigue manteniendo ese ritmo tranquilo y pausado, sin dejar de lado la originalidad de los asesinatos ni el lado más sangriento de la serie.

Creo que han sabido solucionar los fallos de la temporada anterior y darle un buen impulso a la historia. Los personajes continúan siendo interesantes, acompañados de un gran guión y una fantástica fotografía. Me agrada que sigan cuidando tanto cada detalle.


Título: Orphan Black - Temporadas 1 y 2.
Valoración: 7/10.


La historia se inicia cuando Sarah se cruza un día en el andén del metro con una chica que es exactamente igual que ella. Ésta se suicida, y en medio de la confusión, Sarah aprovecha para robar su bolso y averiguar algo sobre esta misteriosa gemela. Con el tiempo, Sarah descubre que no su problema no tiene que ver con gemelas pedidas, sino con clones.

Me gustó mucho la premisa original de la serie, que dio lugar a una buena primera temporada y a una segunda temporada que continúa siendo interesante. La trama se va desvelando poco a poco, donde se mezcla la investigación, la acción y también el componente humano. Tiene sus partes de altibajos, pero en general es una serie muy entretenida. Tan sólo espero que no quieran alargarla innecesariamente.


Título: Los mosqueteros.
Valoración: 6,5/10.


Nueva reinterpretación de la archiconocida novela. Trata de darle una vuelta de tuerca a la historia clásica y presenta una serie de nuevas aventuras no incluidas en el libro. Si habéis leído la novela, probablemente se os atraganten algunos argumentos (no diré que a mí no me pasó). Pero admito que, en perspectiva, la serie entretiene bastante, salvo algunos episodios realmente flojos. Muy recomendable para pasar el rato.


Y quería incluir en esta entrada un pequeño listado de series que fui incapaz de terminar. Porque a mí no me gustaron, pero puede que a vosotros sí :).

True Detective... Entiendo las razones que llevan a la gente alabe tanto esta serie, y de hecho me gustó la trama inicial y el asesinato que se ve al principio me pareció interesante. Pero salvo eso, todo lo demás me aburrió muchísimo.

Sleepy Hollow... Ichabod Chrane es revivido en el siglo XXI para enfrentarse al Jinete del Apocalipsis. Si consigues superar tus reticencias iniciales y verla, descubrirás que la serie realmente no aprovecha el personaje de Ichabod. Luego se trata de una mezcla, para mí demasiado inconexa, de elementos sobrenaturales. Al final se convirtió en una serie tan aburrida y anodina que la dejé.

American Horror Story Asylum... Tras una primera temporada entretenida, aunque sin ser brillante, pensé que iniciar la segunda en un asilo era una gran idea. Pero me pasó lo mismo que con Sleepy Hollow: un montón de líneas argumentales dentro de capítulos más bien aburridos.

Dracula... Creo que ésta se lleva mi premio especial a la peor serie. La esperaba con ciertas expectativas, pero fui incapaz de ver más de capítulo y medio. Grandes medios (decorado, vestuario, efectos, etc...) para lo que podría haber sido una gran serie si hubieran adaptado la novela y no esa extrañísima mezcla de personajes y argumentos sin sentido alguno. Y los guionistas dirán que quisieron hacer una reinterpretación porque "todo el mundo conoce de sobra la historia". Pero la cuestión es precisamente ésa, que en realidad Drácula nunca ha sido bien adaptada al cine. En el momento en que supe que Drácula se había aliado con Van Helsing para combatir a la Orden del Dragón, mis expectativas cayeron en picado.   

martes, 12 de agosto de 2014

Huesudas máscaras de baile.

De casualidad encontré esta tienda de Etsy llamada Aisha Voya Dolls donde venden estas geniales máscaras de resina. La más barata vale 107€, variando en función del modelo. Hay que reconocer que son preciosas y están muy bien conseguidas.




Drácula en los escenarios de ballet.

La compañía Northern Ballet ha llevado la novela de Bram Stoker Drácula a los escenarios de ballet. Desde 2009, vienen representando la obra con gran éxito de público y crítica. Podéis leer más información sobre todo ello en este enlace.












lunes, 11 de agosto de 2014

El origen de las cosas: significado y simbología del color rojo.

Considerado universalmente como el símbolo fundamental del principio de la vida, con su fuerza y su poder, el rojo es el color de la sangre y del fuego. Sin embargo, al igual que estos, tiene cierta ambivalencia simbólica en función de su tonalidad.


El rojo claro se asocia con lo diurno, lo masculino y recuerda a los vivaces rayos de sol en toda su plenitud. Es el rojo del valor, de las banderas y de la acción. Es el color de la belleza, de la salud, de la riqueza y asociado a Eros. Y es por ello que en muchas culturas, como en China, Rusia o Japón, el rojo se asocia con festividades populares ligadas a la primavera y al matrimonio. Es el color de la vida y la unión simbolizado por los hilos rojos del destino.



El rojo oscuro, al contrario, es nocturno y femenino, se asocia con el secreto y el misterio de la vida. Es el rojo que anuncia peligro y llama a la precaución. Es la fuerza del instinto sin control, la pasión ciega y el amor desenfrenado. Mefistófeles lleva el manto rojo como uno de los príncipes del Infierno.





Los alquimistas relacionan el rojo con el proceso de creación y regeneración al identificarlo con el azufre rojo. En su asociación con el sol, los alquimistas dicen que la piedra filosofal porta "el signo del sol" y es por ello que ha de ser de color rojo porque está compuesta de puros rayos de sol.



Como color intermedio entre la verde tierra y el negro de la oscuridad y el vacío, el rojo representa el alma, la libido y el corazón. Es el color de las ciencias secretas, y en el Tarot se asocia con el Hermitaño, la Papisa y la Emperatriz. Es el color de los iniciados al conocimiento.

Pero es también el color de la guerra, simbolizando la eterna batalla entre Cielo e Infierno, y a Marte como dios del sol y de la guerra.

El rojo en una tonalidad ligeramente violácea, más maduro, se convierte en el emblema del poder. El púrpura era el color usado por los generales romanos, la nobleza y los patricios, y por tanto también por los emperadores, y sólo ellos podían llevarlo. Pues el Código de Justiniano condenaba a muerte a quien comprara un manto púrpura sin pertenecer a ninguna de estas clases, así como al propio vendedor, convirtiéndose en el símbolo del poder supremo.



Fuente: Diccionnaire des symboles - Jean Chevalier, Alain Gheerbrant.

domingo, 10 de agosto de 2014

Mis cosas favoritas: mis plumas estilográficas.

La pluma estilográfica tiene su arcaico precedente en el antiguo Egipto. El primer registro histórico sobre una pluma con depósito de tinta es del siglo X. Se desconocen los detalles sobre su factura o su funcionamiento y no nos han llegado ejemplares de la misma. [...] El progreso en el desarrollo de una pluma fiable fue lento hasta mediados del siglo XIX, debido a un entendimiento imperfecto del papel que tenía la presión del aire en la pluma y del uso de tintas altamente corrosivas con muchos sedimentos (Wikipedia).

Escribo casi exclusivamente con pluma desde los trece o catorce años. Mi padre es un fanático de las plumas, así que me regaló varias plumas y me enseñó a apreciarlas.



A día de hoy tengo tres, me encanta la forma en la que se deslizan sobre el papel. Además he estrenado recientemente un cartucho de tinta roja, y el efecto sobre una hoja blanca es realmente genial.




Y recordad lo que dicen de las plumas, que aunque tengas muchas jamás las prestes, pues las plumas se "acostumbran" a la forma de escribir de su dueño.