jueves, 25 de junio de 2015

Goth look de verano con pantalones.

Goth look de verano con pantalones.

Fotografía: Salem por Derrick Lipschitz.

Colección de fotografías bajo el título "Salem" realizadas por el fotógrafo Derrick Lipschitz publicadas en la revista NXUP.







Mi colección de rojos de labios.

Hace unos días comentaba en Facebook sobre mi búsqueda de un nuevo rojo de labios y varias personas me preguntasteis por el color que había comprado finalmente. Así que he pensado en aprovechar para hacer una pequeña reseña sobre mis rojos de labios dado que he actualizado mi colección recientemente después de acabar con mis viejas barras.



1 - Sephora Rouge R02: Es un rojo de tono medio y mate que utilizo bastante últimamente. Estoy explorando esta gama de rojos intermedios entre el "rojo brillante" y el "rojo vino" :D. Nunca antes había comprado en esta marca. Son barras muy hidratantes y el color tiene una buena duración.



2 - Catrice 220 Step Red Up: Aunque en la foto parezca que es algo rosado, en realidad es un rojo intenso. El rojo clásico que sirve para multitud de ocasiones. También estoy contenta con esta marca que no había probado con anterioridad.




3 - Maybelline 547 Pleasure me Red: mi última adquisición :). Buscaba un rojo muy intenso pero que tuviera una tonalidad más bien cereza. Las barras de labios de Maybelline siempre me dan muy buenos resultados en cuanto a hidratación y color. Son más caras que las demás, pero vale la pena si es un color que usáis mucho.



4 - Essence 62 Rockin ´Red: después de probar diferentes tonos he llegado a la conclusión de que no voy a comprar más barras de labios en Essence. Considero que más que barras de labios son una especie de "cacao con algo de pigmento". Son bastante hidratantes pero hay que admitir que las barras de labios de esta marca pigmentan muy poco y tienes que aplicar mucho producto para que se note algo. Las recomiendo para aquellas que no les gusta llevar un color de labios exagerado, sino una tonalidad más discreta o una especie de brillo.



Mi próxima adquisición será un rojo vino ya que gasté el que tenía. ¿Cuál es vuestro rojo de labios favorito?

martes, 23 de junio de 2015

Mis creaciones: reciclando camisas de manga larga.

Me encantan las camisas, sobre todo las que tienen chorreras y son de inspiración romántica. Tengo sobre todo de manga larga porque es una de esas prendas que me enamora con rapidez. Sin embargo, donde vivo tengo un pequeño problema: en primavera/verano hace demasiado calor para ponerte una camisa de manga larga. Y en otoño/invierno hace demasiada humedad y frío, y al final siempre me acabo poniendo un top de punto o un jersey finito porque con la camisa paso frío y me resulta más difícil de combinar.

Así que me acabé encontrando con una buena colección de camisas, pero muchas de ellas no les doy todo el uso que me gustaría. Soy de la opinión de que si tienes una prenda que hace meses o años que no te pones porque no te convence aunque te gusta, trata de hacer algo para para solucionarlo.

Mi solución para dar uso a estas prendas fue convertirlas en camisas de manga corta, las cuales sí que uso mucho, sobre todo en verano.



Lo que hice fue recortarles las mangas para transformarlas en camisas con las mangas a la sisa, y en caso de que fuera necesario, hacerles un pequeño dobladillo, ya sea cosido o aplicando pegamento para telas.



Es importante que a la hora de recortar tengáis en cuenta la costura del hombro. Es decir, no debéis recortarla



Costura del hombro que no hay que recortar


Cuando hayáis quitado la manga, lo que tenéis que hacer con esa costura es meterla hacia dentro para que no se vea, y coserla o bien pegarla con pegamento para telas.



De momento he renovado tres de mis antiguas camisas de manga larga y la verdad es que ahora sí les estoy dando uso. Así que sí tenéis muchas camisas de manga larga y pocas de manga corta, o queréis dar uso a prendas que nunca os ponéis, puede ser una opción para ello.




Looks inspiradores: las brujas de la serie "Salem" y breve reseña sobre la serie.

  • La serie Salem.

El tema de las brujas en general, y de las brujas de Salem en particular, siempre me ha interesado. Razón por la cual he visto gran parte de las adaptaciones que han hecho sobre los famosos juicios de Salem, ya fuera desde una perspectiva más "jurídica" o sobrenatural.


Cuando el año pasado supe que habían creado una nueva serie para narrar de nuevo esta historia me interesé enseguida. Comencé a ver la serie "Salem" sin saber muy bien qué dirección habían tomado. Digamos que han tratado de relatar la historia dentro de un marco de realismo fantástico: se centran en el tema de lo sobrenatural, y de hecho las brujas son las verdaderas protagonistas de la serie, pero lo tratan dentro de un contexto realista.

Tengo que admitir que tras tres capítulos la serie no me convencía del todo así que la dejé apartada. Más tarde volví a retomarla pero sólo he podido ver hasta la mitad de la primera temporada de las dos que tiene actualmente.

La historia y su perspectiva son interesantes, hay buenos decorados y ambientación, y buenos
efectos especiales. Pero la serie no me acaba de enganchar por otro motivo: los personajes. No sabría decir si que son demasiado inconsistentes, si es porque son contradictorios o porque están muy mal definidos. O quizás todo eso a la vez. Y me da rabia porque la serie tenía cosas muy interesantes. Pero cuanto más veo a los dos protagonistas, más odio les tengo XD. A lo mejor un día me vuelvo a animar y decido darle una nueva oportunidad.

¿Vosotros seguís la serie? ¿Qué os está pareciendo?

  • El vestuario en Salem.

Al margen de lo anterior, quería destacar el vestuario de los personajes femeninos. Retrata el estilo puritano de la época, contrastado con el uso de telas ricas, al que añade pequeños complementos para personalizar los atuendos de los diferentes personajes.

















lunes, 22 de junio de 2015

Ilustradores: arte y mitología con Rebecca Yanovskara.

Rebecca Yanovskaya es una artista independiente que se inspira en el mundo mitológico, de fantasía y terror para sus obras; aunque también hay elementos neoclásicos y de influencia prerrafaelita. Utiliza una gama de colores apagados y sobrios que contrasta con dorados y cobres.