viernes, 23 de febrero de 2018

Mis regalos de cumpleaños.

Pues este año he recibido muchos libros, porque es una cosa que siempre me encanta recibir y que nunca me sobra. Lo que me falta actualmente es espacio donde ponerlos XD. Pero supongo que ya me las arreglaré.

Me han regalado un par de libros sobre relatos de terror y espiritismo, además de relatos de terror sobre brujería. También he podido ponerme al día con mis colecciones de cómics y mangas que estoy siguiendo actualmente.



Igualmente tengo un nuevo Funko, el Balrog del Señor de los Anillos, y ya he llenado mi cupo de Funkos (hasta abril, que salen los de Parque Jurásico XD).



Otro bonito regalo es esta lámina de la película de Drácula de 1931 en blanco, negro y gris. Me encanta la imagen y la combinación de colores.



En el apartado de joyas, un colgante de Alchemy (simboliza una cuchara de absenta) y un anillo con una labradorita, este último de parte de Monsieur Macabre (además del libro de relatos de brujas de la Editorial Valdemar).


Por último, este bolso de la marca Banned. Nunca había comprado nada de esta marca, aunque la conocía por hacer cosas de moda gótica. El bolso me encantó desde que lo que vi, y es del tipo del bolsos que más suelo usar, por tamaño y diseño. Me encantan las bandoleras.



El material es plástico, aunque de buena calidad. Es grueso y resistente, mantiene una buena estructura, aunque sin resultar pesado. Tiene muy buena capacidad. Te caben muchas cosas, sin resultar excesivamente grande.



Puedes llevarlo como bandolera (la cual se puede quitar y ajustar) o sujetándolo de su asa corta según os guste más.


Tiene un bolsillo trasero perfecto para el móvil. Me ha gustado particularmente el detalle de los compartimentos interiores. Algunos bolsos sólo tienen un bolsillo interior, pero éste tiene tres de varios tamaños.



jueves, 22 de febrero de 2018

Feliz goth cumple a mi misma.

Hoy me voy de Gothcumple, aunque no quería irme sin dejar mi crítica sobre La forma de agua que ya podéis leer. Como todos los años, colgaré fotos de mis regalos (me han regalado un bolso precioso de la marca Banned y merece la pena reseñarlo ;) ). Además tengo en mente varias nuevas ideas interesantes sobre moda gótica.


Aprovechando que cumplo los 34 (viejuna total), me parece un buen momento para seguir animando a todos aquellos que os sentís atraídos por lo gótico pero que pensáis que sois "demasiado mayores" para dar el salto a algo así. Yo comencé en todo esto cuando tenía 17 años, y aunque evidentemente no visto ni pienso igual que en aquella época, soy la prueba viviente, junto a muchos otros, de que esto no es una "fase adolescente" y que ser adulto y gótico no son cosas incompatibles. Haced aquello que os haga felices, no tengáis miedo a ser vosotros mismos, y sobre todo, no dejéis de llevar terciopelo negro ;)

Murciélagos, calabazas y pasteles de chocolate para todos, además de muchos besos,

+Madame Macabre+

Cine: La forma del agua.

Título: La Forma del Agua.
Director: Guillermo del Toro.
Actores: Sally Hawkins, Octavia Spencer, Michael Shannon, Doug Jones.
Género: fantasía, drama, suspense.
Valoración: 7,5/10.


Elisa trabaja en unas instalaciones del Gobierno como limpiadora. Es muda, y aunque tiene buenos amigos que la apoyan, se siente sola y menospreciada por su condición. Es entonces cuando entabla relación con un extraño hombre anfibio que forma parte de un proyecto secreto del Gobierno estadounidense en plenas tensiones de la Guerra Fría.

Lo primero que hay que apuntar es que, apesar de ser una película de Guillermo del Toro, no es una película de terror. Y si bien el director mexicano se mueve muy bien en ese género, o éste combinado con otros, lo cierto es que no se da en esta película en concreto. Sin embargo, del Toro acierta muy bien combinando multitud de géneros en una misma cinta: fantasía, drama, suspense, espías, comedia e incluso musical.

El tema en torno al cual gira la película es básicamente el de la gente que es distinta por un motivo u otro, por cuestiones que ellos no pueden evitar (color de piel, orientación sexual, nacionalidad, discapacidad), cómo estas personas se enfrentan a distintas formas de discriminación superando adversidades, y se crecen a sí mismos.

La criatura viene a ser un reflejo de todas esas personas, de cómo el miedo a lo diferente nos hace prejuzgar sobre los demás y nos impide ver todo lo bueno que esconden esas personas, también esos a los que llamamos monstruos.

El tono de la película está a medio camino entre el cuento de hadas y el cine de espías. Se ambienta en los años 60, en plena Guerra Fría, y este contexto político y militar impregna buena parte del argumento. Pero también tiene un tono fantástico y onírico que la convierte en ocasiones en una suerte de fábula moderna. Es por ello que en ciertos momentos podríamos cuestionar cómo se enlazan los acontecimientos, en ocasiones un tanto forzados para llegar a cierto resultado final. Pero digamos que la película no pretende ser puramente fiel a la realidad en cada instante. Aprovecha el contexto pero sin atarse a él. Así, debemos permitirle ciertas licencias en cuanto al desarrollo de los acontecimientos.

En los aspectos visuales, Guillermo del Toro ha demostrado una vez más ser un maestro del color. Utiliza muy sabiamente una brillante fotografía y ambientación, los cambios de luces y las tonalidades. La película es esencialmente verde y algo beis, como lo es la criatura. Y luego se adorna con acertadas pinceladas de rojo y tenue amarillo. Visualmente es como contemplar una paleta, con una fantástica ambientación propia de los años 60 en todos los aspectos que la rodean.

Mención especial merece la banda sonora, tanto por su música original como por las canciones incorporadas. Asimismo los efectos especiales están bien logrados, destacando el diseño de la criatura en claro homenaje al de la cinta "La mujer y el Monstruo" de la Universal.

En cuanto a las interpretaciones, destaca una fantástica Sally Hawkins, muda y sin embargo fantásticamente expresiva, que logra crear un personaje adorable y soñador que acaba haciendo que no podamos sino entender sus sentimientos, por raro que nos pudiera parecer que una mujer se enamore de un monstruo acuático. Los personajes secundarios también me agradaron mucho y aportan un contrapunto interesante.

Con todo, la película tiene también algunos aspectos que no me han gustado tanto. Creo que el elemento más plano y que le resta calidad es el personaje de Michael Shannon, el antagonista. Es, básicamente, el villano, pero sin nada más. Su razón de ser es ser malo y caernos mal. Me ha resultado un personaje gratuitamente desagradable y sin muchos rasgos destacables más que constituir un contrapunto a la protagonista.

Sobre el ritmo de la cinta, hay que decir que es pausado y tranquilo. Creo que en general casa bien con el tono de la historia. Sin embargo, es probable que para algunos resulte excesivamente pausado y llegue a aburrirles.

En conclusión, La forma del agua es, sencillamente, una película encantadora, un cuento de hadas que se desarrolla en los años 60. Es por ello que hay que perdonarle la simplicidad de ciertos elementos. Pero no la hacen menos disfrutable, ni borran el mensaje final: un canto al amor y a la diferencia.

miércoles, 14 de febrero de 2018

RegalRose: Joyería gótica con tintes barrocos.

Hoy mismo he descubierto esta joyería llamada RegalRose. Trabaja con metal y plata, usa piedras preciosas y semipreciosas, aunque también usa imitaciones en algunos diseños. Tiene gran variedad productos tales como colgantes, anillos o accesorios para el pelo entre muchos otros. Tiene también una sección dedicada a pendientes para la nariz y los labios.

Envía a todo el mundo y admite diversas formas de pago.















Época Victoriana: La Mujer Nueva o la negación del papel tradicional de la mujer.

La "Mujer Nueva" significaba un rechazo de los tradicionales papeles victorianos de las mujeres, y ello fue promocionado por una serie de periodistas, escritores de folletos, autores y dramaturgos, entre ellos George Bernard Shaw, Grant Allen, Henry Arthur Jones y H. G. Wells.

Los principios básicos de la Mujer Nueva consistían en una educación adecuada, independencia económica (y, desde luego, la posibilidad de ganar dinero para conseguir esa independencia), participación significativa en el proceso político, libertad de elección con respecto al matrimonio y a los hijos, y un desafío general contra las convenciones y normas sociales.


Una forma de vestir cómoda y confortable era considerada como una señal visible del estatus de la mujer. 




Desde luego, no todos estos principios eran aceptados todas estas "mujeres nuevas". Por ejemplo, mientras muchas reconocían que el código moral victoriano con su doble estándar era una cosa obsoleta, sólo unas pocas invocaban la idea del amor libre.

-Isn´t Heaven in there?
-Yes, but this is the Ladies´ Entrance.


En 1904, la conferenciante y sufragista Winnifred Harper Cooley escribió lo que sigue en su libro The New Womanhood: 

"El más admirable logro de la Mujer Nueva ha sido el de su libertad personal. Esta es la base de la civilización, y mientras una clase cualquiera sea mirada con sospecha, aunque también sea amorosamente protegida, durará el que esa clase sea no sólo débil e individualmente engañosa, sino también parásita, y un peligro colectivo para la sociedad. 


¿Quién no ha oído elogiar a algunas esposas por engatusar a sus maridos para sacarles dinero o burlarse de otras por ser absurdamente despilfarradoras? Mientras el capricho y las tretas sean consideradas como virtudes femeninas, mientras el hombre sea el único que gane el dinero, escatimándoselo a ella misma gastándolo disipadamente, durará la degradación de las mujeres, aunque ellas se encuentren perfectamente satisfechas y los hombres trabajen para mantenerlas en la holgazanería... Los hombres tienen que llegar a comprender que ningún progreso es posible con la mitad del género humano apartada de todo excepto de las funciones; a comprender que los hijos pueden perfectamente heredar a la madre; a que ha de haber oportunidades para utilizar las capacidades, la cultura y el carácter que se producen únicamente por medio de la actividad intelectual y social".

Hubo, sin duda, voces disconformes. Una mujer anónima objetaba de este modo en las páginas del Illustrated London News el 6 de febrero de 1892: 

"Las tareas caseras. que ella ha descartado como degradantes para una mujer educada, el respeto de la esposa como una cobarde sumisión a su inferior, a los niños los detesta como estorbos y molestias, el amor es sólo un sueño propio de lunáticos y necios. Lo que ella desea es libertad para hacer lo que quiera, la llave para todas las esferas de la vida, sin exclusión de ninguna... Los dos objetivos de su ambición son tener mucha "pasta", sin importarle los medios para ello, y ser como un hombre para llegar hasta donde le sea posible, a hacer a sí misma".

En España, pensamientos similares sean recogidos por grandes escritoras del siglo XIX. Emilia Pardo Bazán defendería particularmente el derecho de las mujeres a la educación. 



Rosalía de Castro, considerada como precursora de la poesía moderna española junto a Gustavo Adolfo Bécquer, reivindicó el papel de la mujer en la sociedad. 



Finalmente, Concepción Arenal criticó el papel al que se veía relegada la mujer en la sociedad decimonónica. Arremetió particularmente contra las teorías que afirmaban la inferioridad de la mujer según criterios biológicos. Igualmente defendió el acceso de la mujer a todos los niveles educativos.



Fuentes: 
-Drácula Anotado, Leslie Klinger, Nota 2 al Capítulo 8.
-Wikipedia.
-Mi madre.

viernes, 9 de febrero de 2018

Poesía: El Vampiro de Rudyard Kipling.

EL VAMPIRO
The vampire, Rudyard Kipling (poema de 1897)

Un idiota había que rezaba
(igual que tú y yo)
a un trapo y a un hueso y a un mechón de pelo
(le llamábamos la mujer despreocupada)
pero el idiota te llamaba su dama perfecta-
(igual que tú y yo)

Oh, los años perdidos, las lágrimas perdidas
y el trabajo de nuestra cabeza y mano
pertenece a la mujer que no sabía
(ahora sabemos que no podía nunca saber)
y no comprendíamos.

Un idiota había que sus bienes gastaba
(igual que tú y yo)
honor, fe, una tentativa segura
(y no sólo era eso lo que la señora quería decir)
pero un idiota debe seguir su instinto natural
(igual que tú y yo)

Oh, el trabajo perdido, los tesoros perdidos
y las mejores cosas planeadas
pertenecen a la mujer que no sabía por qué
(ahora sabemos que no sabía nunca por qué)
y no comprendíamos.

El idiota reducido fue a su pellejo idiota
(igual que tú y yo)
lo que puede ella haber visto que le dejó de lado-
(pero no recuerda nadie cuando la dama lo intentó)
así algunos de ellos vivieron, la mayoría han muerto
(igual que tú y yo)

Y no es la vergüenza ni la culpa
que hiere como un tizón al rojo-
se llega a saber que ella nunca supo por qué
(viendo, al fin, que no pudo nunca saber por qué)
y nunca pudimos comprender.

Looks Inspiradores: las Vamps de los años 20.

El término Vamp, en referencia a las actrices del cine mudo de los años 20, proviene del poema de Rudyard Kipling, The Vampire. El vampiro es malvado, te esclaviza y controla tu mente, llevándote a la perdición. ¿Y cómo logra todo eso el vampiro? Con su erotismo y sensualidad. De ahí que se usase este término para describir a estas mujeres que se hicieron famosos en el cine, pues representaron el arquetipo de la femme fatale.

Mi favorita es Theda Bara, a la que podéis ver en la primera fotografía (y en muchas más) en esta entrada. Los publicistas de su estudio, la Fox, se referían a ella como "la mujer más perversa del mundo".

Nota: podéis leer un interesantísimo artículo sobre la historia y mito de las Vamps en este artículo.