martes, 3 de septiembre de 2013

Los sirvientes o cómo funcionaba una casa en el siglo XIX. Clases, funciones y documentales interesantes.

El siglo XIX fue una época repleta de avances y luces en muchos sentidos, pero también tenía sus sombras. Y la forma en la que funcionaba la vida de los sirvientes era una de ellas. La sociedad decimonónica funcionaba conforme a una estricta jerarquía de clases donde cada uno debía conocer su lugar. Y es que las grandes casas de la incipiente clase burguesa y la alta sociedad no hubieran podido funcionar sin un ejército de sirvientes.



En Inglaterra, en el siglo XIX, trabajaban como sirvientes un millón y medio de personas, más gente de la que trabajaba en otros sectores como la agricultura y la industria. Se trataba de un trabajo tremendamente duro, cuya jornada laboral solía constar de unas 17 horas, y mal pagada. Pero a su vez, los sirvientes no eran simplemente "sirvientes" sin más. Sino que dentro de su trabajo existía una denominación precisa para cada uno, que a su vez constituía una forma de jerarquía organizaba en función del sexo, la edad y de los deberes que realizaba en la casa.

De manera esquemática, podemos decir que los principales rostros dentro del servicio de una casa eran los siguientes:



El mayordomo: es el principal encargado de la casa, así como de organizar al resto del personal, particularmente a los cocheros y encargados de los establos. Cuida de la familia y es también el responsable de la bodega de vinos. Ningún otro de los sirvientes de la casa podía comenzar a comer hasta que el mayordomo se sentase a la mesa. Y una vez éste terminaba, todos tenían la obligación de dejar de comer.



El ama de llaves: es responsable de todas las criadas. Tiene todas las llaves de la casa, pero también se ocupa de la porcelana y la ropa del hogar, y de que éstas estén en sus respectivas alacenas.



La criada de la señora: es la asistenta personal de la señora de la casa. Se ocupa de vestirla y peinarla.



El ayuda de cámara: es el criado del señor de la casa. Se ocupa de servirle personalmente, preparando su ropa y los utensilios para el afeitado.

El/La cocinero/a: se ocupa de la cocina y de administrar la despensa. Vigila la cocina y a las sirvientas encargadas de los productos lácteos y de fregar los platos.



La institutriz: se ocupa de educar y cuidar de los niños. Era ayudada por una enfermera principal y otra enfermera secundaria.



El portero: trabajaba 16 horas al día, ocupándose encender las lámparas y velas, y de lustrar el calzado del resto del personal antes de que éste se levantase.

La tweeny: esta sirvienta ganaba 13 libras al año, trabajaba desde las cinco de la mañana a las diez de la noche los siete días de la semana. Su trabajo consistía en recoger y limpiar todos los desperdicios, los cuales incluían desde la basura hasta las heces.



Para saber más...

Os aconsejo los documentales "Servants: a life below stairs" de la BBC. Son tres capítulos que analizan la evolución de la profesión de sirviente desde el siglo XIX hasta la actualidad, de cómo les influyeron los acontecimientos históricos (las Guerras Mundiales, los movimientos sindicales y feministas) y de su importancia en la sociedad. Son unos documentales fantásticos, muy interesantes, y que te aportan una visión diferente de la sociedad de la época. Lo único malo es que, hasta la fecha, no he encontrado subtítulos. Podéis encontrarlos en Youtube.

5 comentarios:

mayumako dijo...

Muy interesante :3 Gracias por la recomendación, que me encanta aprender cosas sobre cómo vivía la gente antiguamente >_<

La Gata dijo...

Un post muy interesante. Teniendo en cuenta que es una serie y, por tanto, habrá puntos en los que no se corresponderá exactamente con la realidad, creo que Dowton Abbey muestra bastante bien el mundo de los sirviente ingleses de la época.

Besos
http://lagataconbotasdetacon.blogspot.com.es/

Iku dijo...

Vaya que interesante, no sabia que era tan complejo eso de la servidumbre.
Por otra parte me encantan las fotos antiguas aunque dan algo de miedo o respeto...
miraré los documentales que mencionas, aunque estén sin subtitulos! xD
besos~~

chiara dijo...

Me encantan estos post que escribes, son muy interesantes y además me vienen de perlas para un relato que estoy escribiendo. Un beso ;)

Madame Macabre dijo...

mayumako - De nada guapa :).

La Gata - La verdad es que la serie no la he visto, pero lo cierto es que, en parte, la idea del documental es por la popularidad de estas series.

Iku - Es una pena no haber encontrado subtítulos, a lo mejor más adelante. Espero que te gusten.

chiara - Últimamente he estado buscando muchos documentales de este tipo, aunque la mayoría sin subs. Ya haré una entrada recopilándolos ;).

Muchas gracias por comentar.