martes, 17 de marzo de 2015

Cuando lo gótico se pone de moda.

Estamos acostumbrados a que la moda gótica sea fuente de inspiración para los grandes modistos, que la reinterpretan a su antojo, ya sea en su forma más espectacular, o en lo que ellos consideran una versión más "sofisticada y depurada" de la estética gótica.


Colección Elie Saab 2011-2012

Solemos interpretar esa tendencia como algo negativo. Es cierto que algunos desvirtúan la idea original de la estética gótica, pero otros verdaderamente la subliman creando prendas que realmente capturan la esencia dramática y oscura de una particular forma de vestir.

Cuando ello se traslada a la calle, la cosa cambia. La moda que se ve en las tiendas no busca ser tan llamativa pues no ha sido ideada para ser vestida en la pasarela sino en la vida diaria, lo cual tiene su lógica. Pero lo que suele hacer que rechinemos los dientes es cuando se toman elementos que caracterizan a una subcultura o a una estética, se sacan de su contexto y tratan de incluirse en un conjunto que se juzga estéticamente "más correcto" ya sea porque no es tan extremo, tan lúgubre, o simplemente porque está mejor combinado con tendencias que "están de moda".



Así sucedió cuando las tachuelas se pusieron de moda, y algo tan típico de la estética gótica o metal como los cinturones de tachuelas, eran vendidos en toda clase de tonos fluorescentes y se paseaban por las discotecas sobre vestidos de brillantina.

O cuando las calaveras dejaron de ser algo tétrico para convertirse en el último grito. Ahora las encontramos absolutamente en todas partes: bolsos, chaquetas, camisetas, anillos, broches...


Jersey de calaveras de Asos

Cada cierto tiempo, lo gótico (o algo que lo caracteriza) se pone de moda. Lo llamen "neo victoriano", "gótico refinado" o de cualquier otra forma, la moda se apropia de elementos que solemos considerar "nuestros", exponiéndolos y reconvirtiéndolos hasta la saciedad.

Es posible que muchos hayáis experimentado el mismo sentimiento: nos han robado algo, lo han convertido en un objeto "mono y brillante" y toda adicta a la moda  lo lleva, cuando nosotros hace años que lo conocemos.


Lo natural es sentir aversión, porque ahora vemos un mismo icono vacío y repetido sin sentido hasta el infinito, e incluso odio hacia esas marcas que lo han convertido en algo comercial y sin contenido. Yo solía pensar eso, pero tras un momento de reflexión te das cuenta de que el problema no lo es tanto. Lo que tenemos ante nuestros ojos es en realidad una oportunidad.

¿Por qué deberíamos alegrarnos cuando una gran marca copia algo de la estética gótica y lo pone de moda? Por varias razones.

Primero, porque la "fashionista" de turno que en un determinado momento le da por llevar calaveras, clavos o un corsé, por decir algo, lo hace por moda, porque es la última tendencia y mucha gente va a hacerlo. Pero lo último que quiere la gente no gótica al llevar este tipo de elementos es, precisamente, parecer gótica (en ocasiones porque sienten cierto desprecio hacia nuestra forma de vestir, otras veces porque sencillamente no les gusta). Siempre la combinaran con otras prendas que la identifiquen claramente como "chica que va a la moda", pero lo último que quiere es que su aspecto sea siniestro o dramático en un sentido oscuro.

Fuente: http://www.orangeblue.cl/tendencias/calaveras-de-lo-gotico-a-lo-chic/

El hecho de que sea una moda, que puede ser más o menos pasajera, también supone que llegado un momento la gente no gótica se cansará de esas cosas y dejará de usarlas. Probablemente acaben en un rincón de su armario o en Ebay.

Segundo, es una oportunidad para nosotros porque nos ofrece prendas que se acomodan a nuestro estilo a un precio más asequible. Además, hay que sumarles la ventaja de que suelen estar diseñadas desde una perspectiva más práctica y versátil que la de las tiendas góticas. Sí, quizás no se vean tan vistosas, pero la manufactura y la calidad siguen siendo buenas. Y por lo que te puede costar una camisa en una tienda gótica, en una marca no gótica puedes llevarte dos o tres.



Camisa con chorreras de Zara


Con todo, hay que ser precavidos y comparar precios y ofertas. Que Zara o Topshop vendan un vestido de aspecto muy gótico, no significa que su precio vaya a ser siempre fabuloso. Hay que tener paciencia, buscar mucho y comparar precios.

Tercero, porque nos ofrecen nuevas ideas de cómo combinar prendas desde un punto de vista más práctico, adecuado para la vida diaria. Es decir, no se trata de copiar paso a paso el Lookbook de Mango. Pero a lo mejor la forma en la que muestran combinados una falda larga y un top resulta interesante, a lo que tú luego puedes añadir tus propios complementos y acentuar tu lado gótico.



Tampoco hay que dejar de lado lo que nos ofrecen las grandes colecciones de modistos como Anna Sui, Jean Paul Gaultier o muchos otros. Sus looks están pensados para la pasarela, pero precisamente ese elemento de mayor teatrilidad puede ser muy inspirador a la hora de acentuar y hacer un poco más "extremos" nuestros looks.



Por supuesto, también sucede lo contrario: que en ocasiones la moda gótica se inspira de tendencias actuales. Pero eso es tema de otra entrada ;).


¿Qué opináis vosotros cuando lo gótico se convierte en tendencia? ¡Espero vuestros comentarios!

4 comentarios:

Fashions Streets dijo...

Sinceramente me fascina, entiendo que a veces puede molestar, especialmente cuando vemos chicas que visten cosas que nunca hubieran usado si no fuera porque es tendencia. Pero mas allá de eso, personalmente me encanta, ya que no suelo encontrar ropa que me guste y cuando el gótico vuelve como tendencia, tengo mucha mas variedad de looks para armar.
Con respecto a como llevar el gótico a una moda mas "comercial" depende de como lo quieras adoptar y en el caso de ser diseñador transmitir. Por ejemplo, en mi segunda colección me he inspirado en el libro de una escritora argentina que hace referencia a las "modelos" como "vampiros" y fue muy satisfactorio poder diseñar algo con lo que de verdad me sentía cómoda.
Esta es la campaña: https://www.facebook.com/media/set/?set=a.491572984267809.1073741830.486384808119960&type=3 :)

Muy interesante el post!
Besos,
Flor.
Fashions Streets Blog

Aradlith dijo...

Mi opinión es que no me molesta que se ponga de moda. Al contrario, como estudiante tengo poco dinero, y me viene bien... Me he sacado cada cosita de terciopelo y encaje estas rebajas...
El tema es que, si se pone de moda, entre aberraciones y cosas extrañas, se puede encontrar artículos buenos, y seamos sinceros, este golpe les viene bien también a muchas tiendas de moda alternativa, que muchas veces venden calidad disfraz a precio de oro.
Y la gente... bueno, tengo una experiencia de hace algunos años, en el instituto: yo solía llevar una palestina cuando hacía frío, y la pija de clase decía que era horrible y ridícula... hasta esa primavera, que se pusieron de moda y ella se compró una de mariposas. Esa es la gente que utiliza la moda sin pensar... gente sin personalidad formada, normalmente. Según se madura se crea un estilo personal, y las modas se aplican a él. Eso lo respeto, al fin y al cabo todo el mundo tiene derecho a utilizar lo que le guste para su propia imagen personal... yo lo hago, al menos.
Este tema siempre crea debates muy interesantes, estoy deseando leer opiniones de otra gente :)
¡Un saludo!

Jess Von Graven dijo...

Pues yo discrepo totalmente, veo una oportunidad para la sociedad estándar
encubierta de desprestigio o devaluación de algo que en si mismo es muy valioso, que no comprender, quieren "normalizar" y que va más allá de una estética o cuatro clavos en un fondo negro.

En general empiezo a odiar irracionalmente a cualquier cosa que acompañe la palabra moda, por todo lo que esta última con lleva y siempre hay que tener presente. La moda es el vacío, el consumismo sin más, la nada, la simple apariencia sin trasfondo, sin interés, sin sentido ... una porquería.

Y pienso, de forma a lo mejor equivocada, que cuando pasamos por el aro de "las modas" nosotros mismo somos los que permitimos que pasen según que cosas, y contribuimos también a que surjan los mal entendidos, dar pie a los tópicos, o a que la gente se disfrace sin motivo ninguno solamente por ser guay o estar a "la moda" del momento, sin entender nada de lo que supuestamente debe conllevar según que atuendos o corrientes de pensamiento.

Quizás es que ya me he asqueado muchísimo de todo, del mundo, de la sociedad y sobre todo de las modas, pero me cuesta verle la parte positiva. Lo único aparentemente positivo que ofrece es lo material, y para mi lo material no vale nada.

Madame Macabre dijo...

Fashions Streets - La verdad es que se agradece cuando hay más variedad de tendencias :D. Y muchas gracias por el enlace de la campaña, no la conocía y me parece interesante :).

Araldith - Muy cierto lo de algunas tiendas góticas que te venden a precio oro ropa de mala calidad, yo he tenido alguna experiencia. Aunque luego también depende mucho de que en tiendas comerciales suelas buscar, la calidad también varía mucho.

Yo también veo positivo que haya ropa adaptable a nuestro armario a un precio asequible. Cuando tienes más poder adquisitivo, te puedes permitir otras cosas, pero mientras tanto es un buen recurso ;).

Jess Von Graven - Pues no estoy de acuerdo contigo, pero tu opinión me parece muy interesante (y por supuesto la respeto ;) ).

Hay ocasiones que en no hay diferencia en lo que te ofrece una tienda comercial de una tienda supuestamente "especializada" (osea gótica). Quizás que la tienda gótica infla el precio bajo la premisa de que se destina a un público reducido.

Creo que el significado que le des y con el que "llenas" la prenda es independiente de donde la compres. Para mí, toda prenda o complemento es de por sí algo material. Luego depende el contexto estético que tú le des.

Gente que "va de guay" y de repente le da por disfrazarse de algo, sea gótico, punk, rockero o lo que quiera, puede conseguir la ropa donde sea, ya sea en Zara o en Restyle. Y he conocido a gente que se ha gastado mucho dinero en ropa gótica de calidad, y que ahora está en un rincón del armario.

Para mí, no se trata de que "pasemos por el aro" de las modas, sino que seleccionemos lo interesante y lo acomodemos a nuestro estilo, que para mí es diferente. Supongo que la única forma de permanecer completamente al margen sería haciéndonos nosotros mismos nuestra ropa, pero yo todavía no coso tan bien XD ;).

Muchas gracias por comentar.