martes, 3 de abril de 2012

Moda gótica: crisis de estilo.

Sé que tengo varias peticiones sobre moda pendientes, pero hay un tema sobre el que se me apetecía escribir y que me lo sugirió "indirectamente" una amiga. Mi amiga, que es gótica, me contaba que estaba sufriendo una "crisis de estilo". Ya no se le apetece arreglarse, no se siente a gusto con su ropa gótica, o simplemente aburrida, e incluso ha pensado en vender algunas de sus cosas pues dice no darles uso.



¿Por qué tenemos crisis de estilo? Pueden provenir por un cambio generacional. Esto es, cuando quieres dejar atrás tu etapa adolescente y estás buscando perfilar tu estilo, o bien cuando crees que ya estás llegando a una edad adulta en la que tu forma de vestir debe evolucionar hacia un estilo más maduro.

Las crisis también pueden provenir de una sensación que nos envuelve permanentemente: nos hemos aburrido de nuestra forma de vestir, estamos cansados, ya no nos encontramos a gusto, no tenemos ese pensamiento de "hoy voy a ponerme algo deslumbrante" o ilusión por estrenar alguna prenda. Lo que en un momento nos pareció novedoso, personal o adecuado, ahora nos es indiferente.

A ello se añade un factor adicional en el caso de personas que visten conforme a un estilo determinado, como es el caso de la estética gótica, y de muchas otras subculturas: el hecho de que ciertas estéticas tengan líneas o reglas estéticas muy marcadas puede llegar a cansar o a constreñir "la creatividad" de una persona que originariamente se sentía a gusto con ella, pero que ahora se encuentra como encorsetada en todas esas reglas.

Y en el caso de la estética gótica, se añaden además algunos problemas adicionales: la dificultad de pasar de un estilo que ahonda en los detalles a una visión más práctica del mismo, la de encontrar un camino adecuado hacia una estética gótica más madura alejada de clichés adolescentes o el darte cuenta de que tu estilo no es tan diferente al de tantas otras personas, lo que empieza a restarle interés.

Y ahora bien, ¿qué debemos hacer ante tales situaciones? ¿renunciar a una estética que nos gusta pero que "se nos ha quedado pequeña"? ¿renovar el armario por completo? ¿dejar de preocuparnos por nosotros mismos?

Mi experiencia personal es que nuestro estilo va pasando por "fases". Fases en las que experimentamos y nos ayudan a evolucionar. Porque muchas veces la moda es una especie de experimento que se perfecciona a base de "prueba, práctica y error" hasta lograr el resultado deseado

Así que cuando entremos en una de estas crisis, no se trata de tirar todo el armario a la basura o de deprimirnos sin hacer nada. En primer lugar, haz una "limpieza inteligente". No regales ni tires nada. Simplemente, guárdalo. Porque mi experiencia me dice que cosas que piensas que ya no volverás a ponerte en la vida, luego les encuentras un nuevo uso o te sientes bien con ellas porque has encontrado la forma adecuada de incorporarlas a tu estilo. Así que todas esas prendas que te aburren o que detestas ver en tu armario, guárdalas, porque puede que en el futuro les des un mejor uso (o también puede que no y simplemente acabes regalándolas, pero mejor prevenir que curar).

Segunda idea para afrontar estas situaciones: prueba cosas nuevas. A veces nos "empeñamos" en seguir a rajatabla un determinado estilo muy concreto: victoriano, romántico, perky... Pero hay personas que, al cabo de un tiempo, acaban algo cansadas de tener que ceñirse siempre a un mismo estilo. Por ello puedes experimentar nuevas formas de vestir sin salirte de la estética oscura que tanto te gusta. Puede que descubras otros estilos con los que veas un nuevo mundo de posibilidades y combinaciones. Combinar varios estilos es una buena forma de no hastiarse y evita la sensación de estar llevando siempre lo mismo. Porque nadie dice que siempre tengas que vestir dentro del mismo estilo.

Mi estilo es marcadamente victoriano, pero hay días en que los que me levanto con "ganas de rock´nd roll", días que quiero algo con un toque retro, y días en que quiero algo oscuro y romántico pero sin complicarme mucho.

En el mismo sentido, si eres de aquellos que no acaban de encontrar un "modelo de referencia", no desfallezcas. Hay gente que tarda mucho tiempo en encontrar un estilo determinado que realmente les guste.  Y puedes experimentar en dos direcciones: si eres de aquellos que tiende a llevar un look muy sencillo, prueba cosas algo más sofisticadas. Si eres de aquellos que está acostumbrado a looks recargados, prueba a simplificar. Se trata, por tanto, de salirnos un poquito de nuestra zona de seguridad sin dejar de lado lo que realmente nos gusta, esto es, la estética oscura.

Recuerda que no hay verdaderas reglas en la estética gótica: se trata, en realidad, de todo lo contrario. Se trata de que logres crear un estilo propio, sin perjuicio de que tengas notas comunes con otras personas. Por ello es totalmente recomendable que incorpores tus propias ideas a tu vestuario como forma de diferenciarte del resto y al mismo tiempo estar a gusto contigo mismo. Es mejor que ser "tú" que "una copia de".

Puedes tener un estilo victoriano o dark pin-up, pero completamente personal porque le has dado tu propio toque. O puedes no tener ningún estilo en particular, ya que realmente no es obligatorio afiliarse a una determinada rama dentro de la estética gótica.

Igualmente prueba a darte un pequeño capricho. Esa prenda o complemento que no te compraste porque pensabas que no pegaba nada con tu estilo, que no era "lo suficientemente gótica", que es de un color que jamás te has puesto (o que perjuraste que jamás te pondrías) pero que en el fondo te gusta, o cualquier otra razón, si piensas que de alguna forma puedes encajarla dentro de tu armario y crear algo nuevo, cómpratela.

Y es que experimentar abarca muchos campos: nuevos tejidos, distintos estilos, diferentes colores, nuevas tiendas. Ir en alguna o en varias de estas direcciones te ayudará a continuar personalizando tu look hasta crear una identidad que sientas verdaderamente propia.

En última instancia, una buena forma de encontrar nuevas ideas es algo tan sencillo como buscar fotos en internet. Mira en páginas de moda gótica, en blogs, en tiendas, busca fotografías de un estilo particular que te guste, o formas diferentes de combinar una cierta prenda... De la red se sacan ideas fantásticas, nuevas formas de combinar o de ver las cosas que te animan a experimentar cosas nuevas.

Espero que estas ideas os sirvan como punto de partida para aquellos que pensáis tener una pequeña crisis. Yo misma estuve en una hace años. Simplemente llegó un momento en que "no me encontraba a mí misma". Estaba aburrida. Me di cuenta de que en mi empeño por crear el perfecto armario gótico, me estaba construyendo en realidad un mundo muy pequeño, demasiado cerrado a las reglas de "negro, encajes, corsés, botas militares, gótico". Y aunque veía en las tiendas prendas distintas que me gustaban, como pudiera ser un top turquesa, pensaba que como "no entra dentro de las reglas", no pegaba conmigo. Pero al final te das cuenta de que no se trata de rellenar un cuestionario de aptitud, sino de ser tú misma y sentirte a gusto con lo que estás creando.

Y si bien ahora tengo un estilo más suave, he sabido hacer que mi estilo evolucionara conmigo, creando algo personal con un toque oscuro sin la necesidad de que mi ropa vaya gritando que "soy gótica" y al mismo tiempo creando algo diferente sin perjuicio de que siempre esté buscando inspiración en todas partes.

22 comentarios:

Ebony dijo...

Ola!! Hacia tiempo que no comentaba nada, aun que sigo pasandome y leyendolo todo jajaja ^^ Muy interesante todo lo que dices, a mi también me pasa y constantemente voy dando toques diferentes por que si no me aburro... me encanta añadirle toques mas punk y a veces algo del grunge también... el caso es divertirse y sentirte a gusto ^^ Un besito! =)

Bathory Doll dijo...

Muy interesante la entrada!
Yo de momento no he tenido ninguna crisis, tengo todo tipo de prendas en mi armario y todas me encantan.
No soy de esas personas que se enmarcan en un estilo, como tú muy bien dices, a veces me levanto victoriana, otras veces lolita...

Creo que este tipo de crisis también pueden darse debido a vestir todos los días gótica. Yo cuando tenía 16 años vestía todos los días muy muy gótica, pero luego me di cuenta de que eso no me hacía más gótica, así que dejé de hacerlo y ahora de lunes a viernes visto sencilla, con tejanos o mallas y una camiseta que me guste, del color que sea, a veces me gustan las camisetas simplemente por el dibujo, no por el color (excepto con colores como naranja o amarillo xD).
Pues bien, siempre estoy deseando que llegue el fin de semana para arreglarme y ponerme esas cosas que me gustan y que no uso durante la semana.
Pienso que esa puede ser una buena forma de no aburrirse de nuestro armario.

Respecto a lo que tú dices de guardar la ropa, creo que se pueden guardar algunas cosas, pero no todas, yo por ejemplo he dado camisetas que tengo muy claro que no me voy a poner, porque no me gustan, ni me gustarán. Así que creo que hay que pararse a pensar un poco antes de tirar nada, pero no acumular en exceso.

Bueno linda, como ya he dicho un tema muy interesante ^^
Besos! :)

Madame Macabre dijo...

Ebony - Mientras estés bien contigo misma, eso es lo importante :).

Bathory Doll - Tienes razón en que hay cosas que decididamente una ya no se va a poner, sobre todo esas prendas que nunca te gustaron desde el origen XD.

Es una buena idea la de "reservar prendas", de paso así te duran más :D.

Me alegra que te haya gustado n_n.

Madame Macabre dijo...

Se me olvidaba, muchas gracias por comentar :).

Lucy dijo...

Fantástica entrada, muy interesante.

Sin duda, a medida que vamos madurando, vamos hacienco nuestro estilo más personal y eso en muchas ocasiones implica buscar prendas o complementos que representen nuestra forma de ser (y ésta no tiene porque atenerse siempre a unas reglas concretas). Por ello creo que se puede combinar perfectamente un top turquesa con otras prendas más góticas, porque no hay que seguir ningún cliché o estereotipo, sino mostrarnos tal y como somos dentro del mundo gótico, de una forma única y original. Cierto es que estas crisis han aparecido en mi vida, pero siempre ha acabado resurgiendo el "gusanillo" por lo gótico, por lo que al final ha acabado estando presente todo el tiempo de una forma u otra. :)

Madame Macabre dijo...

Lucy - Muchas gracias, me pareció un tema interesante :).

Es normal que al principio se sigan algunos clichés, pero lo importante es luego buscar tu propio estilo, como bien dices. Creo que si realmente te gusta la subcultura, siempre lo acabarás manifestando de un modo u otro ;).

Muchas gracias por comentar. Un saludo de Madame Macabre.

Nemesis dijo...

Muy buen post, a mi me ha llegado a pasar con los colores, hubo un tiempo en el que me sentía retrato y sin cambio asi que empecé a agregar algunos colores que jamas pensé usar y ultimamente me llaman la atención (los verdes y los rosas principalmente) y creo que es muy padre el agregar cosas nuevas y ver un cambio en el armario.

Lo importante es seguir evolucionando y seguir a gusto.

Saludos ;)

Madame Macabre dijo...

Nemesis - ¡Bien dicho! :D

Ey, a mí también me gustan el verde y el rosa :).

Muchas gracias por comentar, un saludo de Madame Macabre.

Soez dijo...

Antes que nada saludarte, sigo tu blog con admiración y escribo a propósito de esta entrada porque tocas un tema interesante, pocas veces planteado abiertamente entre amantes del estilo gótico.
Yo estoy en la fase en que visto siempre de negro porque cualquier otro color me hace sentir desnuda, pero me he despojado de los adornos que tanto me gustaban antes, no porque hayan dejado de gustarme, sino porque en verdad son poco prácticos para la vida cotidiana (digamos quehaceres domésticos, trabajo, etc...) He reservado eso para las salidas únicamente. Y es verdad, al principio me parecía inconcebible, pero luego comprendí que era una tontería.
Cuando tengo ganas de cambiar un poco, apunto más al cabello o al maquillaje, porque sé que la ropa puede aburrirme hoy, pero mañana la extrañaré.
Un gran saludo, sigue así.

Madame Macabre dijo...

Soez - Ante muchas gracias por tus comentarios de ánimo, me alegra que te guste el blog. Me pareció un tema interesante, al menos personalmente, y eso que al principio pensé que a lo mejor no le interesaba a mucha más gente. Pero creo que es bueno tocar temas que se salen de lo habitual.

Es una buena idea lo de elegir looks sencillos para diario, y luego ser más concienzuda para días especiales. Al mismo tiempo que reservas esa ropa especial, evitas llevar siempre lo mismo.

Yo también tuve la fase de "solo negro", como mucho algo de blanco, rojo, morado o gris. Ahora soy más abierta con los colores, y también he aprendido a ser más práctica, que es muy importante.

Muchas gracias por tu comentario, un gran saludo para ti también, y espero que te sigas animando a comentar n_n.

Jade dijo...

Me quedo con estas palabras "Pero al final te das cuenta de que no se trata de rellenar un cuestionario de aptitud, sino de ser tú misma y sentirte a gusto con lo que estás creando."

Nuestro armario tiene que evolucionar al mismo tiempo que nosotros lo hacemos, sino es cuando entramos en fases de no entendernos, porque no nos expresamos como queremos y nosotros mismo nos paramos los pies.
Creo que el ser gotico (como de otra subcultura) no depende solo de vestir de negro, o de determinada manera, sino que es un sentimiento que nace y se exterioriza y posiblemente sea diferente para cada uno de nosotros aunque tenga matices comunes ^_-

Anónimo dijo...

Emmm emmm... hola... hola... re loco yo xD pues mira... esta super interesante *-* empiezo porque soy chico n.n y pues mira a mi me paso, de hecho de esa crisis, cambie mi estilo totalmente, de goth victoriano a no goth (solo estéticamente hablando) siempre uso negro porque es mi color favorito, pero no de un modo goth, no se si me explico u.u por ejemplo, antes yo iba por la calle y me podian reconocer facilmente como gotico, ahora no... ejemplo... ahora amo un conjunto de camisa a botones negra con un chaleco con solapas tambien negro, con unos vaqueros azul claro acampanados y zapatos cafe casuales *-* en parte, es porque recien inicie la universidad (tengo 17 años xD)y el estilo recargado victoriano no daba... y bueno, tambien queria variar mi estilo, no solo el tipico cliche goth, ir mas alla, y mi viejo estilo lo reservo para ocasiones especiales, es mi manera de decir, el goth es importante para mi n.n por cierto... he estado quieriendo reponder tu encuesta Madame, pero la uni no da tiempo u.u

meinherzbrennt000 dijo...

Hola Madame, haz tocado un punto interesante, yo tuve mi "crisis" hace algunos años, diariamente vestía muy elegante con abrigos, encajes y uñas siempre largas pero llegó un momento en el que ya no me sentí a gusto y era casi una obligación arreglarme tanto todos los días y me convertí en esclava de mi propia imagen. Empecé a incorporar prendas y accesorios más sencillos y cómodos, aunque con el color me ocurrió al revés ya que antes usaba otros tonos porque sentía que tenía que combinar el negro con otra cosa y me di cuenta de que personalmente solo me siento a gusto al vestir totalmente de negro aunque no esté usando prendas góticas. Tal como sugieres he conservado toda mi ropa y accesorios y es verdad que adquieren un aire muy diferente cuando te sales de los "conjuntos" que ya tienes armados y las usas con otra cosa. Por suerte desde hace tiempo ya llegué al punto en el que me siento 100% a gusto con mi estilo en todo sentido, aunque ahora estéticamente es más metalero que gótico.

Madame Macabre dijo...

Anónimo - Pues es genial que hayas cambiado tu estilo porque estés buscando algo distinto al típico cliché. A mí me pasó algo similar cuando entré en la universidad, tan sólo que al revés XD. Mi estilo era mucho más casual antes, luego lo fui puliendo, aunque claro, también tuve una fase de exageración, de cuánto más recargado mejor XD. No te preocupes por lo de la encuesta, un día que tengas tiempo la haces ;).

Muchas gracias por comentar n_n.

meinherzbrennt000 - Sí, entiendo perfectamente a lo que te refieres, el sentirte en la obligación diaria de llevar el "perfecto conjunto gótico". A base de errores e incomodidades, yo también aprendí a ser más práctica y he varíado en muchos aspectos mi forma de vestir, aunque aún a veces le siga dando muchas vueltas a las cosas XD. Pero es cierto que de vez en cuando combinas una prenda con otra distinta, y puedes lograr un estilo completamente diferente. Lo importante es que tú te sientas a gusto contigo misma ;).

Muchas gracias por comentar.

Shiori Asakura dijo...

Yo no veo por que tengas que dejar el estilo solo por la monotonia. En mi caso soy gothic lolita, pero mi lolita va mas lejos que el gotico, va desde el sweet hasta el guro. Y cuando no tengo animos de vestirme con ese esponjoso vestido, uso algun corset y una falda o tal vez solo una playera con alguna de mis bandas favoritas. No tienes por que decir "esto es monotono y me quita creatividad" habiendo tantos estilos, no veo por que mantenerse en uno solo.

Madame Macabre dijo...

Shiori Asakura - No necesariamente hay que dejar un estilo porque en un determinado momento se nos haya hecho monótono, es bueno cambiar y alternar estilos. No obstante, también es cierto que hay gente que al sentirse especialmente identificada con él, no quiere dejarlo, pero tampoco acaba de encontrar la forma adecuada de llevarlo. Y mientras algunos prueban muchos estilos distintos dentro de una misma temática, otros tratan de profundizar en un mismo estilo desde distintas perspectivas. Hay gente que está más aferrada que otra a unas determinadas normas, pero yo también apuesto por alternar estilos.

Muchas gracias por comentar.

Un saludo de Madame Macabre.

Ínfila dijo...

Yo también he tenido una crisis hace poco, pero a mí me viene porque no tengo ninguna amiga que sea gótica y siempre visto con la ropa de trabajo. Además mi ropa está envejeciendo y no me compro, así que lo que me pongo lo veo "sucio". Además, como bien has dicho, al haber unas "reglas" tan marcadas y no gustarme, me echa un poco para atrás.

Pero esto se soluciona. No todos los góticos deben ser iguales, de eso ya me he dado cuenta. Lo mejor es encontrar tu propio estilo. Además, no por ser gótica tienes que ser de X manera.

Muy buena entrada ^^

Madame Macabre dijo...

Ínfila - Entiendo a lo que te refieres. Yo he estado haciendo limpieza con el cambio de ropa invierno-verano. Desde luego lo mejor es encontrar tu estilo, lo más personal posible, e ir construyéndolo a tu gusto y manera.

Muchas gracias, me alegra que te haya gustado n_n.

Anónimo dijo...

Gracias por hacer este blog.

Me ha gustado mucho leer los artículos de maquillaje, y el de moda a partir de los 25.

No soy gótica, pero siempre me ha gustado ese estilo de moda y de música. Y la moda que propones a partir de los 25, es muy interesante. De hecho siempre he sido más partidaria de algo "light" (sobre todo para diario) que de ir tan recargado.

Un saludo y sigue así.

Madame Macabre dijo...

Anónimo - Muchas gracias a ti por leer y comentar n_n.

Yo también soy de la opción de que a medida que pasa el tiempo, menos es más. Y me alegra que simples consejos que yo me he ido aplicando también le sirvan a otras personas.

Un saludo y espero que vuelvas a pasarte por aquí :).

Liss dijo...

Madame gracias por los consejos! Ahora que leí esto me siento mucho más tranquila :)

Madame Macabre dijo...

Liss - De nada guapa, me alegra que te haya servido :).