jueves, 16 de octubre de 2014

Historia, significado y tradiciones del Día de los Muertos.

Origen e historia del Día de los Muertos.

Dos de las celebraciones más importantes de México se realizan en el mes de noviembre. Es el tiempo en que las almas de los parientes fallecidos regresan a casa para convivir con los familiares vivos y para nutrirse de la esencia del alimento que se les ofrece en los altares domésticos.

El ritual de Día de Muertos conlleva una enorme trascendencia popular, su celebración comprende muy diversos aspectos, desde los filosóficos hasta los materiales.



La celebración de Todos los Santos y Fieles Difuntos, se ha mezclado con la conmemoración del día de muertos que los indígenas festejan desde los tiempos prehispánicos. Los antiguos mexicanos, o mexicas, mixtecas, texcocanos, zapotecas, tlaxcaltecas, totonacas y otros pueblos originarios de México, trasladaron la veneración de sus muertos al calendario cristiano.

Antes de la llegada de los españoles, dicha celebración se realizaba en el mes de agosto y coincidía con el final del ciclo agrícola del maíz, calabaza, garbanzo y frijol. Los productos cosechados de la tierra eran parte de la ofrenda. El más allá para estas culturas, era trascender la vida para estar en el espacio divinizado, el que habitaban los dioses.


El Día de los Muertos en la actualidad.

El Día de Muertos, como culto popular, es un acto que lo mismo nos lleva al recogimiento que a la oración o a la fiesta; sobre todo esta última en la que la muerte y los muertos deambulan y hacen sentir su presencia cálida entre los vivos. 

En estas fechas se celebra el ritual que reúne a los vivos con sus parientes, los que murieron. Es el tiempo trascendental en que las almas de los muertos tienen permiso para regresar al mundo de los vivos.


Hay que considerar que la celebración de Día de Muertos, sobre todo, es una celebración a la memoria. El ritual de las ánimas es un acto que privilegia el recuerdo sobre el olvido.


Calendario del Día de los Muertos.

Las ánimas llegan en forma ordenada. A los que tuvieron la mala fortuna de morir un mes antes de la celebración no se les pone ofrenda, pues se considera que no tuvieron tiempo de pedir permiso para acudir a la celebración, por lo que sirven solamente como ayudantes de otras ánimas. 


El 28 de octubre se destina a los muertos que fueron asesinados con violencia, de manera trágica. 

El 30 y 31 de octubre son días dedicados a los niños que murieron sin haber sido bautizados (limbitos) y a los más pequeños, respectivamente; 

El 1 de noviembre, o Día de Todos los Santos, es la celebración de todos aquellos que llevaron una vida ejemplar, celebrándose igualmente a los niños. 

El día 2 de noviembre, en cambio, es el llamado Día de los Muertos, celebración que comienza desde la madrugada con el tañido de las campanas de las iglesias y la práctica de ciertos ritos, como adornar las tumbas y hacer altares sobre las lápidas, los que tienen un gran significado para las familias porque se piensa que ayudan a conducir a las ánimas y a transitar por un buen camino tras la muerte.


El altar de muertos.

El altar de muertos es un elemento fundamental en la celebración del Día de Muertos. Los deudos tienen la creencia de que el espíritu de sus difuntos regresa del mundo de los muertos para convivir con la familia ese día, y así consolarlos y confortarlos por la pérdida.



El altar, como elemento tangible de tal sincretismo, se conforma de la siguiente manera. Se coloca en una habitación, sobre una mesa o repisa cuyos niveles representan los estratos de la existencia. Los más comunes son los altares de dos niveles, que representan el cielo y la tierra; en cambio, los altares de tres niveles añaden a esta visión el concepto del purgatorio. 


A su vez, en un altar de siete niveles se simbolizan los pasos necesarios para llegar al cielo y así poder descansar en paz. Este es considerado como el altar tradicional por excelencia. En su elaboración se deben considerar ciertos elementos básicos. Cada uno de los escalones se forra en tela negra y blanca y tienen un significado distinto.

  • En el primer escalón va colocada la imagen de un santo del cual se sea devoto. 
  • El segundo se destina a las ánimas del purgatorio; es útil porque por medio de él el alma del difunto obtiene el permiso para salir de ese lugar en caso de encontrarse ahí. 
  • En el tercer escalón se coloca la sal, que simboliza la purificación del espíritu para los niños del purgatorio. 
  • En el cuarto, el personaje principal es otro elemento central de la festividad del Día de Muertos: el pan, que se ofrece como alimento a las ánimas que por ahí transitan. 
  • En el quinto se coloca el alimento y las frutas preferidas del difunto. 
  • En el sexto escalón se ponen las fotografías de las personas ya fallecidas y a las cuales se recuerda por medio del altar.
  • Por último, en el séptimo escalón se coloca una cruz formada por semillas o frutas, como el tejocote y la lima.

Fuentes: 



PD: Gracias a Karen por sugerirme la idea para esta entrada :).

7 comentarios:

Bat-Orchid dijo...

Hola! Yo soy de México y toda la vida he celebrado el día de muertos, pero solo el 1 y 2 de noviembre. El día 1 es para los niños muertos y día 2 para los adultos fallecidos. Nunca había escuchado lo de las otras fechas, me pareció raro, pero igual y tiene que ver con la región.
Saludos.

María Monedero dijo...

Había visto tantas fotos de colores sobre el Día de los Muertos que no me había enterado de que tenía aún un significado más profundo... gracias por contárnoslo, me ha encantado la entrada. (Y gracias también a Karen ;) ).

Anónimo dijo...

Hola soy Karen
Gracias por responder y publicar la entrada me ah encantado si vienes a México alguna vez dime y te hago un viaje ah y te daré a probar el pan de muerto :)

Angy Gothikas - La ropa gotica y pin up marcan mi personalidad dijo...

Curioso todo el ritual. No conocía la tradición tan a fondo. Me encanta conocer tradiciones de otros países.

Se que esta mal pedir cosas así por así, pero me encantaría un reportaje sobre la Santa Compaña o algo también de misterio que encierra nuestro país y que también a veces es algo desconocido para muchos de nosotros.

Nos leemos

Madame Macabre dijo...

Bat-Orchid - Lo que leí en diferentes sitios es que las tradiciones locales influyen mucho en las celebraciones, como tú dices.

Traté de buscar páginas oficiales y creo que las que cogí de referencia eran bastante fiables. Pero voy a contrastar los datos que tú dices, muchas gracias ;).

María Monedero - Creo que es bonito conocer tradiciones de otros países. Creo que cuando las conoces mejor, fomenta el interés y el respeto por ellas :).

Karen - Gracias, te avisaré ;). Todavía no hice el pan de muerto, pero tengo la receta :D.

Andy Gothikas - El otro día estuve pensando sobre ello, que la verdad conozco lo justo de lo que hacemos en España y no está de más aprender un poco ;).

Muchas gracias por comentar :).

Angie dijo...

¿Entonces las Candy Skulls qué son? Besotes!

Madame Macabre dijo...

Angie - Pues me parece que son dulces pero todavía me tengo que enterar bien porque hay mucha imaginería diferente en esta fiesta (lo cual es genial :D).

A ver si me da tiempo a hacer una entrada sobre ello ;).