martes, 14 de octubre de 2014

Historia y significado del Tarot de Marsella.

El Tarot es uno de los juegos de cartas más antiguos del mundo. Ligado a las ciencias esotéricas, su significado se ha transmitido de manera más o menos secreta a lo largo de los siglos. No se ha resuelto del todo la cuestión de sus orígenes, pues se atribuyen a muy diversas civilizaciones: China, India, Egipto... Algunos lo atribuyen a los alquimistas o a los cabalistas. 



El modelo tradicional de Tarot, el más extendido, se basa en el Tarot de Marsella, compuesto de 78 cartas: 56 arcanos menores y 22 arcanos mayores. Se estableció por el filósofo y estudioso de las cartas Michel Dummet alrededor del siglo XV. Su iconografía está influenciada por el arte medieval y está cargado de símbolos. El nombre de cada uno de los arcanos mayores se identifica con símbolos de la Cábala que se asocian al universo. En cuanto a los arcanos menores, se dividen en cuatro grupos de catorce cartas.



Siguiendo el modelo tradicional de Marsella, cada una de las cartas aparece coloreada, debiendo tener en cuenta los significados que se asocian a este código de colores:

-El color rosado/rosa pálido refleja la piel humana y todo aquello que se relaciona con la humanidad.

-El azul, color nocturno, pasivo y lunar, es el color del secreto, del sentimiento, del ánimo y de los valores femeninos por excelencia,

-El rojo es un color masculino y se asocia con la energía interna, con la manifestación potencial de la energía, la sangre y el espíritu.

-El amarillo es un color ambivalente que se relaciona al mismo tiempo con el sol y con la tierra, de la miel y la riqueza de las tierras labradas, pero también de la sabiduría y la pureza del oro.

Los arcanos menores.

Se dividen en cuatro grupos de cartas que abarcan desde el as hasta el diez, la Sota, el Caballo, la Dama y el Rey. Cada mazo de cartas está relacionado con los cuatro componentes fundamentales de la vida.

-El palo de Bastos represente el fuego, la acción, el punto de inicio necesario de toda evolución. También se refiere a la varita mágica y el elemento masculino de dominación.



-El palo de Copas es el agua fecundadora del cielo que une al creado con lo divino y la vida psíquica. Es también la copa que contiene poderes adivinatorios y símbolo de la receptividad femenina.



-El palo de Espadas es el aire, el espíritu sin forma que penetra en la materia, representando al hombre. Es también el elemento que separa lo femenino de lo masculino.



-El palo de Oros representa la tierra, el lugar de iniciación de todo, otorgando al hombre un escenario donde se desarrolla la voluntad y la acción espiritual.




Los arcanos mayores.

Los arcanos mayores representan los caminos iniciáticos, la quintaesencia del hermetismo y los más altos grados de conocimiento. Se dividen en 22 cartas que van desde el 0 (El Loco) hasta el 21 (El Mundo), cada una con un significado propio que cambia según la carta esté del derecho o del revés.



Fuente: Dictionnaire des Symboles - Jean Chevalier et Alain Gheerbrant.