jueves, 20 de noviembre de 2014

Ideas y consejos para un look victoriano de duelo para diario.

Hace poco hice una entrada sobre el luto victoriano como elemento inspirador para crear un look. No obstante, a primera vista puede parece un estilo complejo para llevarlo al día a día. Pero creo simplificando la silueta y personalizando el look en su justa medida puede lograrse un resultado bonito y práctico al mismo tiempo. Lo importante es no recargar. Además, creo que es un look fantástico para el frío.

1 - Simplificar la silueta: Si queremos crear un look que esté más apegado al original desde un punto de vista histórico, creo que la parte de abajo debería ser una falda larga. Yo optaría por una de corte recto, buena caída y que no tenga demasiados detalles, para así poner el énfasis en la parte de arriba. Son muy fáciles de combinar, aunque nadie dice que no podáis utilizar igualmente un bonito vestido negro.


En cuanto a la parte de arriba, optaría por una camisa ceñida, top o jersey que tuvieran algún tipo de detalle o decoración que los hicieran destacar, como bonitos botones, detalles bordados, encaje o pasamanería.






Si no tenéis una prenda de este tipo, lo que podéis hacer es combinar un jerséy liso que tenga algo de escote con un top de encaje negro de cuello alto. Al superponer las piezas, daréis la impresión de una sola con un toque más personal.



Si queréis ser rigurosos, deberían evitarse escotes y faldas cortas, pero todo está en como de fieles queráis ser con la idea original. Si no os gustan las faldas tan largas, podéis acortarla hasta la rodilla, pero como la idea del look es una elegancia muy sobria, yo evitaría faldas más cortas que eso y escotes demasiado pronunciados.



2 - Color: los victorianos llevaban el luto muy rigurosamente por lo que todo cuanto llevaban debía ser negro, como mucho algún pequeño detalle blanco. Así que lo ideal es que todo cuanto se lleve, incluidos los zapatos o los detalles en el pelo, sea negro. No obstante, prendas con botones metálicos y las joyas que añadamos después, darán un toque de elegancia y distinción y evitar que sea monótono.



3 - Joyas: para enriquecer el look podemos añadir unas bonitas joyas. Lo ideal es que éstas tengan un aspecto antiguo, como de la época, o bien joyas contemporáneas que evoquen la idea de la muerte desde un estilo más sobrio, como elementos que tengan calaveras, camafeos, ataúdes o joyas similares a un guardapelo. Unas joyas en negro pueden verse muy bien con el look, pero también podéis escoger joyas que tengan algo de brillo para que destaquen. 








Si no queréis complicaros o no disponéis de mucha variedad en vuestro joyero, un simple collar de perlas negras quedará muy bien.

También podéis incluir accesorios para el pelo.

4 - Peinado y maquillaje: esta parte queda en función de vuestros gustos personales. Dado que es una reinterpretación del look, no quiere decir que debáis imitarlo todo perfectamente. Por supuesto, podéis aportar vuestro estilo personal mediante un peinado elaborado y un maquillaje recargado con unos ojos en negro y unos labios de vuestro color favorito.




Si preferís algo más sencillo, optad por un recogido o semirecogido elegante, al que podéis incluir algún elemento decorativo para el pelo, y un maquillaje sencillo.