jueves, 29 de septiembre de 2011

Memento Mori: el retrato post mortem.

El antecedente prefotográfico se encuentra en el Renacimiento, cuando se retrataba a los difuntos haciendo honra a la máxima "Memento mori", "recuerda que eres mortal". Los retratos de los muertos se difundieron en toda Europa a partir del siglo XVI, pues desde una perspectiva religiosa se estimaba que era demasiado vanidoso retratarse en vida. En ellos se mostraba a los difuntos llenos de belleza y vida.


La invención del daguerreotipo en 1839 extendió la práctica del retrato, dado que muchos de los que no podían permitirse un cuadro pintado sí podían pagar el precio de una fotografía e incluso obtener copias para sus familiares. Esta técnica más rápida y barata ofreció a las clases medias la posibilidad de guardar un recuerdo de sus seres queridos.


En la época victoriana, la tasa de mortalidad infantil era muy elevada, y la fotografía del infante difunto podía ser el único recuerdo que la familia guardaría. Y es que tan sólo el 60% de los niños llegaba a la edad adulta, mientras que la esperanza media de vida se situaba en los 42 años.



El arte de la fotografía post mortem se perfeccionaría tanto que llegaría a establecer su propio código. Los retratos mostraban al difunto de cerca, normalmente de medio cuerpo, siendo menos comunes las fotografías dentro del ataúd. El sujeto está dispuesto de manera que parezca dormido, o cuanto menos que está verdaderamente vivo, y ataviado con su mejor traje. En el caso de sacerdotes, monjas y militares, solían posar con sus uniformes. Los niños suelen ser mostrados en sus cunas o con sus juguetes favoritos. 


 Los adultos solían posar sentados, y era habitual que el escenario estuviera decorado con flores. Si en el escenario se añadía una rosa con el tallo corto vuelta del revés, significaba una muerte prematura. A veces se incluía un reloj que marcase la hora de la muerte del difunto. 


 A menudo se fotografíaba al muerto con los ojos abiertos, o incluso se llegaba a pintar sobre la fotografía una vez realizada para simular que los tenía abiertos, añadiendo incluso algo de rubor para eliminar la sensación de frialdad.


Esta costumbre era muy popular en Europa, pasaría luego a extenderse a Sudamérica, aunque no lo sería tanto en Estados Unidos. Así, el diario argentino El Nacional publicaba en 1861 un anuncio que decía: "Se retratan cadáveres a domicilio, a precios acomodados...".


Esta costumbre se mantuvo hasta principios del siglo XX, pero se iría perdiendo paulatinamente con la entrada del nuevo siglo.


14 comentarios:

A Lady Blue dijo...

Ahora que recuerdo, mi abue materna conservaba algunas fotos post mortem de alguna de mis tías (que murió muy pequeña) y las mantenía a la vista y ahora lo que me parece extraño, es que de niña no me causaran terror, a pesar de saber que eran las fotos de alguien muerto.
Las fotos eran como de principios de los 40's.

Andrés Ortega dijo...

Siempre me ha llamado la anteción la fotografía post mortem, son fotografías escabrosas que me producen desasosiego, eso sí, al mismo tiempo las envuelve una magia que no sabría como explicarlo, el caso es que me gustan, un saludo.

†Nexcoyotl† dijo...

Hola me ha gustado este post, la verdad es admirable y a la vez melancolico estas fotografias que las personas se tomaban con sus seres queridos, es quizas una forma de inmortalizarlos despues de la despedida. Aunque no me gustaria tener una experiencia asi ya que se me haria mas dificil desprenderme de alguno de ellos... Slaudos!

Faylinn dijo...

Hola! Me acabo de topar con tu blog por casualidad y me encanta! Tenemos gustos muy similares.
Te seguiré visitando :)

Faylinn dijo...

Y por lo que veo somos paisanas, también soy de Málaga XD

Ínfila dijo...

No sé si tratar estas fotografías como arte o como algo macabro. Tienen algo mágico, pero a la vez me infunden mucha tristeza.

Bibibizak dijo...

Creo que no sería capaz de tener una foto de un ser querido retratado muerto ;A;
Aunque esta ''moda'' que había de retratarlos muertos, me parece un tema muy interesante.

Madame Macabre dijo...

A Lady Blue - Qué interesante, no conocía a nadie que conservara fotos de ese tipo. Supongo que de niños no somos tan conscientes del significado de la foto porque cuando somos niños no entendemos la muerte igual que cuando somos adultos, y en cambio si la vieses ahora a lo mejor si te sentías más extraña. Pero es realmente curioso.

Andrés Ortega - A mí me pasa igual, es como con las máscaras mortuorias. Producen desasosiego, pero al mismo tiempo es un tema que me parece interesante. Supongo que también nos llama la atención porque a día de hoy el culto de la muerte se vive de una manera diferente.

Nexcoyolt - En efecto, ahora se nos haría muy extraño tener algo así en casa. Quizás porque en el siglo XIX tenían más presente la existencia de la muerte y hoy en día hacemos todo lo posible por alejarla.

Faylinn - ¡Bienvenida paisana! :D. Me alegra que te guste el blog, muchas gracias por visitarlo y por seguirlo n_n.

Ínfila - Supongo que tendrán un poco de las dos cosas, el ver gente aparentemente dormida aun cuando sabes que están muertos.

Bibibizak - A mí también me parece muy interesante, pero creo que hoy en día no seríamos capaces de hacer algo así.

Muchas gracias a todos por comentar n_n.

Celina dijo...

hola! es la primera vez que comento pero sigo tu blog desde hace ya tiempo. Magnifica entrada el dia de hoy. Es melancolico pero me parece muy bello. En mi familia conservamos fotos de mi padre cuando murió, pero solo pudimos tomarle fotos en el velatorio, dentro de su ataud pero se veia tan sereno que mi hermano le tomo unas fotos muy bellas. Tambien de mi abuelita materna conservamos fotografias de el velatorio. Teniamos que capturar esa serenidad en sus rostros. Fue una forma de quedarnos tranquilos nosotros mismos. Un beso! te leo desde México!

Madame Macabre dijo...

Celina - Es muy interesante lo que cuentas, no sé si será generalizado en México, pero me llama la atención el hecho de que al menos en tu familia se haya conservado la costumbre. Si eso os aporta serenidad ante la muerte de un ser querido, ¿por qué no hacerlo?

Muchas gracias por seguir el blog :), me alegra que te hayas animado a comentar, siempre es gratificante. Espero que vuelvas a hacerlo en algún otro post n_n.

Un beso fuerte desde España :D.

Polaris dijo...

Es curioso; Entiendo que sacaran fotos de muertos cuando sólo existía el daguerrotipo, porque se necesitaba un tiempo de exposición largo. Supongo que un mínimo movimiento hubiese arruinado la foto (La primera imagen da la sensación de que los niños se hubiesen movido; sus caras se ven algo borrosas) Sin embargo, excepto la primera, todas las fotos donde aparecen personas vivas salieron bien. Si ya podían sacar buenas fotos de vivos, ¿cuál era la necesidad de seguir fotografiando muertos? Supongo que habrá quedado como una costumbre.
De todas formas, tengo entendido que el tiempo de exposición no era tan largo como algunos piensan (creo que entre cinco y diez minutos).
En fin, el post está muy interesante. Saludos :)

Madame Macabre dijo...

Polaris - Por lo que yo tengo entendido, el tiempo de exposición era algo largo, y tenían que estar muy quietos para no arruinar la foto, que supongo que sería unos cuantos minutos, como tú has dicho.

A lo mejor no podían permitirse más de una foto, a lo mejor simplemente por seguir la costumbre que se había instaurado siglos atrás con los cuadros... Supongo que un poco de las dos cosas.

Muchas gracias, me alegra que te haya gustado el post y gracias también por seguir el blog :).

Anónimo dijo...

Hola Madame, hace mucho tiempo que sigo tu blog,yo estoy en proceso de hacerme uno de este estilo para poder comentar mejor, me gustan todos tus posts,en especial estos temas algo tenebrosos que dificilmente alguien "normal" publicaria, o sera por nuestro estilo oscuro que nos encantan estos temas cercanos a la muerte...no me da miedo ni me causa rechazo, me parece muy intrigante e interesante la fotografia post mortem,en estos tiempos nunca se haria algo asi,puede ser algo tetrico tener uno de estos retratos enmarcados pero tambien es una forma de mantener viva la esencia de la persona a traves de una ultima imagen capturada,me hubiera encantado vivir en esta epoca,tal vez hubiera hecho lo mismo con mis parientes; en fin, me gustaria que publicaras algo en relacion a lo paranormal,lo fantasmagorico,o algo similar....te mando un saludo desde Chile :),Susana

Madame Macabre dijo...

Susana - Me alegra que te guste el blog, y muchas gracias por seguirlo. El tema de la fotografía post mortem siempre me ha parecido un tema interesante. Tiene algo que te causa desasosiego, pero al mismo tiempo te intrigan las razones sobre cómo llegó a convertirse en una tradición.

Estaba pensando hacer un post sobre libros prohíbidos, no sé si ese tema en particular te parecerá interesante. Si tienes sugerencias para temas para nuevas entradas las recibiré encantada n_n.

Mucha suerte con el blog, espero que me informes cuando lo tengas hecho para así poder visitarte :D.

Un saludo y gracias por comentar n_n.