viernes, 24 de mayo de 2013

Consejos e ideas de moda para mamás góticas.

Probablemente haya pocas cosas que te cambian tanto la vida como tener un niño. Tu vida cambia en muchísimos aspectos, y uno de ellos puede ser tu vestuario en tanto que tu pequeña criatura requiere ahora todas tus atenciones. Vamos con algunos consejos que pueden resultar útiles para mamás y futuras mamás sobre cómo ocuparte de todas esas cosas que requieren tus hijos sin renunciar a tu estilo y a las cosas que te gustan.

Nota: las fotos son muy orientativas, no se ajustan del todo a la idea que planteo en cada punto, aunque recogen la idea esencial. Luego se trata de adaptar las propuestas a vuestros estilos :).

Por supuesto invito a aquellas que tengan experiencia y/o buenas ideas a dejar sus comentarios. Incluiré las ideas más adelante :).

1 - Ropa práctica: hasta que tu hijo no sea lo bastante "independiente" vas a tener que ir corriendo detrás de él los primeros años, además de cogerlo en brazos a menudo, jugar con él y todo ese tipo de actividades que requiere que estés en un movimiento constante. Dale preferencia a ropa con la que te sientas cómoda, que te permita agacharte y moverte sin problemas, así que es mejor evitar prendas excesivamente ajustadas. Otro buen consejo es que evites la ropa que sea muy recargada o que tenga "partes delicadas" de la que tu bebé pueda tirar, romper o engancharse (como clavos, anillas, imperdibles o partes de encaje). Un elemento que debes vigilar es que tu ropa sea lavable porque es probable que ahora te manches más a menudo.



Frente a los botones, cordones y otros cierres, recuerda que las prendas con cremalleras y pocos botones (o sin ellos) te ahorrarán tiempo.





Ello no quiere decir que tu ropa deba ser sosa. Puedes mantener prendas con pequeños detalles como volantes, pequeños cordones y lazos, pero que tiendas preferiblemente a lo sencillo y práctico. Da preferencia a tejidos como el algodón, el punto o incluso la gasa (es algo menos delicada que el encaje).



Evita también faldas muy estrechas o muy largas (de las que llegan al suelo) si tu hijo está en esa edad en que tienes que ir corriendo detrás de él porque puede que te resulten incómodas o poco prácticas. Recuerda que los vestidos cortos pueden resultar muy prácticos, bonitos y combinables.




Y si no quieres renunciar a tus corsés, una buena idea serían los corsés con ballenas de plástico, ya que no aprietan demasiado, son flexibles y te permiten moverte con facilidad (Gracias a Eva por la idea :) ).


2 - Calzado cómodo: por las mismas razones, habrá ocasiones en las que tengas que dar preferencia a un calzado cómodo que te permita dar largos paseos o jugar con tu bebé. Puedes elegir entre diferentes modelos de botas, maryjanes, zapatos cerrados, sandalias o incluso zapatillas que te permitirán estar cómoda y aún así mantener tu estilo. Mientras sea un zapato con el que estés cómoda y te permita andar libremente, estará bien.







3 - Complementos sencillos y no peligrosos: ten cuidado con que tu hijo pueda hacerse daño con alguno de tus complementos, por ejemplo porque tengan aristas o clavos. Puedes cambiar los collares de clavos por gargantillas de tela, y los grandes colgantes por otros más sencillos (como una bonita cruz o un medallón) que te permitan enfatizar tu estilo. En cualquier caso tienes collares y muñequeras con clavos redondeados, que no tienen punta y no pinchan, que pueden combinar con tu estilo sin resultar un peligro. 






Ten cuidado también con los pendientes. Para evitar que tu hijo puede agarrarte uno y darte un tirón, puedes llevar modelos más cortos o incluso aquellos que van pegados a la oreja. Cuantas menos cosas pongas a su alcance, mejor.


Y no olvides un buen bolso donde llevar todas las cosas que puedan hacerte falta, desde pañuelos a toallitas, agua o juguetes. Pueden ser tu mejor complemento (gracias a Fionna por la sugerencia :) ).



4 - Maquillaje práctico: por falta de tiempo es posible que requieras simplificar tu maquillaje. Recuerda que existen cremas hidratantes que ya incorporan color, y que te pueden ahorrar algunos pasos. Utiliza barras de labios que no manchen, o bien brillos labiales más suaves. 

Como los bebés lo quieren tocar todo, tu cara puede ser una de esas cosas. Hay productos más resistentes que otros, un delineador es más permanente que un lápiz de ojos por ejemplo. También hay productos que sirven para "alargar" la vida de tu sombra de ojos. Tener un hijo no quiere decir que tengas que olvidarte por completo de maquillarte, pero quizás tender a cosas más sencillas (salvo que tengas tiempo) te facilite muchas cosas. En cualquier caso ten siempre a manos toallitas y pañuelos por si tú o tu bebé os mancháis.





En lo que respecta a la manicura, evita las uñas demasiado largas (porque se te pueden partir más fácilmente o puedes arañar accidentalmente a tu hijo), pero puedes seguir pintándotelas igual. Elige marcas que tengan un secado ultrarápido y así te asegurarás de que estén listas lo antes posible.

5 - Eventos sociales: tener un hijo también implica nuevas responsabilidades en cuanto a relacionarte con otras personas. Desde la guardería, y particularmente en el colegio, tendrás que asistir a reuniones, fiestas o simplemente ir a recoger a tu hijo cada día. Especialmente importantes son ocasiones tales como reuniones con otros padres y/o profesores. No soy partidaria de "disfrazarte de persona común" porque no creo que tengas que renunciar por completo a tu estilo. Pero es evidente que te van a juzgar de manera muy distinta si tu aspecto llama la atención, incluso puede que no te tomen en serio porque piensen que eres algo así como un adulto inmaduro ya que se suele tener ese concepto de la estética gótica.





Simplemente suaviza tu estilo. Puedes mantener un look totalmente negro sin problemas ya que es un color que es elegante y sofisticado. Lleva un vestido sencillo (con algún detalle coqueto como volantes y lazos si quieres) o un pantalón con una bonita camisa, algún complemento como un colgante, unos pendientes sencillos, un bonito broche y un maquillaje suave. 

Sobre el tema de los piercings y tatuajes, aunque la percepción social que se tiene de ellos ha cambiado bastante en las últimas décadas, no todo el mundo lo ve así. Si temes que una mala reacción o impresión por parte de un profesor (por ejemplo, porque tienes muchos y muy llamativos), puedes llevar los brazos cubiertos y medias opacas. Si tan sólo quieres esconderlos un poco, lleva una prenda de encaje o gasa y así suavizarás el look. En cuanto a los piercings, puedes retirarlos o simplemente llevar pendientes más pequeños y discretos.




Otros consejos para goth-mamis:



¡No te abandones! A muchas madres les sucede que deciden dedicar por entero su tiempo a sus hijos y dejan de arreglarse o de preocuparse por su aspecto. Obviamente tu prioridad ahora es otra, pero no tienes que abandonar tu estilo, simplemente tender hacia cosas más sencillas que te faciliten la vida y te ahorren tiempo.

Si eres de las que le gusta un estilo más recargado, quizás debas suavizarlo bastante en los primeros años. Pero a medida que tu hijo se vaya haciendo mayor y requiera menos atenciones, podrás ir retornando a un estilo "barroco" cuando te plazca.

Aprovecha las ocasiones especiales para arreglarte un poco más y llevar esas prendas que normalmente no puedes como corsés o zapatos de mucho tacón o plataforma, o para enfatizar tu maquillaje. Por ejemplo, una noche que vayas a salir a cenar.

Reflexionar sobre cómo puede influir tu aspecto sobre la vida de tu hijo es natural, desde la impresión que puedes causar en otros padres a los comentarios de otros niños. No puedes controlar lo que todo el mundo dice o piensa de ti, pero sí puedes enseñar a tu hijo sobre la importancia de ser tolerante, ser fiel a sí mismo o tener empatía por los demás, sin olvidar que todos somos diferentes con independencia de nuestra ropa. A la hora de lidiar con padres y/o profesores muéstrate natural, segura de ti misma y educada. Si te ven como una persona madura que tiene las cosas claras, le darán menor importancia a tu aspecto.

Lugares de interés:




10 comentarios:

This is my world dijo...

òtimo post,parabéns pela iniciativa.
afinal,mesmo sendo mães,podemos continuar no estilo e subcultura.

Anny D Lee dijo...

Es algo sobre lo que piensas, pero que nunca sabes como es hasta que lo experimentas ^^.
Recuerdo que tenías otro articulo sobre el embarazo, Podrías enlazarlo a este porque son temas relacionados, asi puedes informar mejor.

Besos!!!

Anónimo dijo...

Hola genial el artículo ya que yo soy una mamá gótica, mi hijo tiene ya nueve años y ya puedo hacer cosas que antes no se podía. La ropa premama es un horror pero por suerte en el mercado puedes encontrar blusas grandes en colores oscuros y combinarlas con un pantalón pre-mama o falda ( hay sí que no se puede hacer mucho porque si tiene elástico duro te puede hacer daño la falda o pantalón). Cuando se tiene hijos pequeños y nerviosos como el mío lo práctico a la hora del cole es primordial, a mi me gusta ahora que hace buen tiempo unos bonitos piratas negros con una blusa con volantes sencillos y darle fuerza a los complementos como son las medias o leggins, en cuanto a maquillaje se puede usar una base no grasa que dure tiempo y un labial no pegajoso.En cuanto a eventos sociales yo siempre le digo a mi hijo que el respeto es vital para todo,cuando hay una reunión se puede ir más sobria con un bonito vestido negro o falda a la rodilla y darle fuerza a la parte de arriba, aunque menos es más y más cuando vas a una obra de teatro de tu peque. Los bolsos suelen ser grandes para guardar todo el "material"que necesitamos pero no por ello sosos, se puede poner algún lazo de tela, cambiar las asas por cadenas en tono oro viejo o usar el papel transfer para poner algún dibujo que nos guste.Ser mama gótica es genial y aunque la gente critique pues es inevitable, yo les digo que si no hay nada mejor que hacer que si ver si voy de negro o no, respeta y pide respeto para tí, no somo menos madres por vestir de negro o colores oscuros.
Un saludo y gracias por el artículo

Fionna

Eva dijo...

Hola muchas gracias por esta entrada.Los consejos que das me vienen muy bien, sobre todo de cara al verano, ya que he llegado al mundo gotico a una edad mas tardia de lo habitual y creo que todavia no he perfilado del todo mi estilo. Tengo cuatro ninos y cierto es que hasta los tres anos como minimo hay que tener cuidado a la hora de vestirse. Con los bebes la ropa negra se mancha enseguida. Elegir tejidos que se planchen y laven facilmente es fundamental asi como utilizar corses con varillas de plastico que son mas comodos a la hora de agacharse. Los zapatos planos o bien con tacon bajo y preferiblemente ancho. Me gustan mucho los zapatos tipo lolita. Los ninos adoran tirar del encaje, o de los lazos y chupar los colgantes. Las unas las llevo cortas y pintadas. Solo utilizo barras de labios claritas, porque me gusta mucho darles besos. Mi estilo de por si no es demasiado recargado pero aqui, donde vivo, cualquier cosa que se salga del estandar llama la atencion, asi que procuro actuar con normalidad y no hacer mucho caso a los comentarios o miradas.

Madame Macabre dijo...

This is my world - Thanks for comment, I am glad that you like it :).

Anny - Pues es buena idea, no lo había pensado XD.

Fionna - Muchas gracias, me alegra que te haya gustado. Y muchas gracias por apuntar lo de los bolsos, no lo había pensado, pero es una nota a incluir ;).

Eva - También muy buenas ideas, creo que incluiré lo que has comentado sobre los corsés de ballenas de plástico, es una buena opción.

Muchas gracias por comentar :).

Vintage Heart dijo...

Me encantan tus consejos; muy versátiles para cada tipo de estilo gótico, y muy aplicables según el estilo de vida de cada mujer y hombre.
Este artículo demuestra que no por ser mamá y tener días agitados y ocupados se deba dejar la elegancia del modo de vestir gótico. No soy mamá, pero varios consejillos que me serán muy útiles, porque luego ando muy movida y necesito de ropa que me permita una mayor movilidad corporal en mi vida cotidiana.
¡Un saludo!

Scarlett Volkova dijo...

Me encanta tu blog!!! Este artículo me gustó porque das consejos prácticos acerca de cómo una chica, al convertirse en mamá, puede continuar con su estilo gótico.

Por el momento no pienso tener hijos. Pero algún día seré madre y tus consejos los tomaré en cuenta cuando llegué esa etapa. Gracias Madame Macabre!! Saludos desde México.

Madame Macabre dijo...

Vintage Heart - Creo que hay días en los que hay que ser un poquito más prácticos, o al menos yo tengo días así, en que prefiero algo más sencillo, aunque sin renunciar a algo elegante.

Scarlett Volkova - Muchas gracias, espero que te sean de ayuda en el futuro ;).

Muchas gracias por comentar :).

Meinherzbrennt000 dijo...

El tema me pareció interesante, no tengo hijos pero está bien tener cuenta algunas cosas, o como consejo para alguien más. Aunque no conozco a ninguna, si he visto algunas madres metaleras y góticas por la calle, y de verdad me da gusto ver que mantengan su estilo. Justo la semana pasada vi una familia muy black metal con 2 pequeñas gemelas con leggings tipo cuero y botas altas igual que su mamá y el papá al estilo militar, y todos usaban el mismo modelo de playera de una banda y se veían geniales juntos. También recuerdo una familia de góticos con la madre y la hija con vestidos muy victorianos y sombrillas de encaje y el padre y el hijo con abrigos largos. Creo que aparte del aspecto materno es importante que si quieres transmitir el mismo estilo a tu hijo busques ropa bonita y cómoda para el niño pero que no sea lo mismo de siempre, por ejemplo he visto ropa con detalles góticos como vestiditos y zapatos para bebé con estampado de calaveras o murciélagos, moñitos de encaje, gorras para niños, mamelucos, baberos y playeras con logotipos de bandas o cosas así y son igual de prácticas y suaves que la ropa con elefantes verdes y conejos amarillos. En lo personal me aterra la ropa infantil pues creo que es horrible pero incluso en tiendas comunes he visto cosas muy simpáticas y sobre todo cuando se acerca halloween. En Zara muchas veces he visto ropa y accesorios muy lindos para niños más grandes no tanto para bebés (pantalones de camuflaje o tipo cargo, chamarras de imitación piel, cinturones delgaditos con estoperoles, zapatos o botas de charol, playeras con algún monstruo gracioso, etc). Creo que lo más bello que vi fue una de esas cobijas pequeñas para bebé pero de Jack Skellington

Madame Macabre dijo...

Mein-chan - Yo también pienso que es muy positivo cuando una madre mantiene su estilo después de su maternidad.

Me parece genial cuando unos padres transmiten el estilo a sus hijos, aunque sin imponer nada por supuesto. Y me alegra que cada vez se vea más ropa para bebé y niños de este tipo, aunque tan sólo sean camisetas de grupos y cosas así. Luego a lo mejor resulta que a tu hijo le gusta Coldplay XD, pero del mismo modo que nuestros padres nos aceptan como somos (más o menos), lo mismo tendremos que hacer nosotros ;).

Muchas gracias por comentar :).