lunes, 9 de febrero de 2015

Consejos e ideas para combinar vestidos largos en invierno.

Los vestidos largos son geniales porque son elegantes y es una prenda diferente. Muy apropiada además para un look gótico donde se prima la feminidad, la elegancia y el toque oscuro. Aunque pudiera parecer que el invierno es la época ideal para llevarlo, también puede plantear algunos problemas. Porque en invierno solemos llevar prendas más gruesas y abultadas para protegernos del frío, y el hecho de llevar un vestido largo puede hacer que nos sintamos que grandes muñecos de nieve. Y por lo tanto, le demos prioridad a pantalones y vestidos cortos, para no vernos tan llenas de capas y capas.

Así que voy a daros algunos consejos ideas para lucir bien llevando un precioso vestido largo y sin que por ello tengamos que pasar frío.

Nota: Estas mismas ideas serían aplicables a faldas largas ;).

1 - Escoger vestidos de manga larga y ceñidos. Si nuestro vestido es de un tejido que ya de por sí abrigue, como el punto, ya estaremos evitando tener que llevar montones de capas extras. Por eso es preferible que el vestido tenga manga larga y nos abrigue, con independencia de que podamos añadir algún jersey por debajo.



Por otro lado, aunque llevemos varias capas de ropa, si el vestido tiene un corte ceñido, ayudará a estilizar la figura frente a un vestido más vaporoso, que puede que no haga sino añadir volumen.




2 - Combinar con prendas ajustadas y no demasiado largas. Como lo que queremos es crear una silueta definida sin pasar frío, lo ideal es combinar el vestido con rebecas y jerseys que lleguen, como máximo a la cintura, y que sean ajustados para así mantener una silueta estilizada. Por supuesto, esto puede variar en función del corte de vuestro vestido, si tiene más o menos vuelo.




3 - Capas y capas para no pasar frío. Una primera forma de añadir capas para no pasar frío es llevar bajo el vestido uno o varios tops o jerséis. Luego se puede combinar con una rebeca o un chaleco sobre el vestido. Aconsejo una rebeca o un chaleco porque siempre nos los podemos quitar si en un determinado momento tenemos calor.


Por otra parte, lo ideal es combinar el vestido con unos buenos leotardos y unos calcetines gruesos (yo suelo llevar dos pares porque soy muy friolera). Y luego nuestras botas altas para abrigarnos todavía más.





4 - Abrigo + vestido. Obviamente, no podemos pasar el invierno sin nuestro abrigo. Para combinar con un vestido largo, yo eligiría un abrigo que fuera de corte recto y ceñido. Los abrigos tipo "oversize" van a aportar volumen y quizás no se vean tan bien. Otra opción es llevar un abrigo, pero no uno largo, sino esos modelos que son más cortos.



5 - Complementos. En estas fechas no se pueden olvidar nuestra bufanda, gorro y guantes. E igualmente podemos añadir algún bonito cinturón corsé o cinturón ancho para personalizar el atuendo completo, sin olvidar algún bonito colgante o gargantilla.