miércoles, 18 de mayo de 2016

Reseña cine: El niño y la bestia.

Título: El niño y la bestia / Bakemono no ko.
Director: Mamoru Hosada.
Género: animación, acción, comedia, drama.
Valoración: 7/10.


Al quedarse huérfano, Kyuta escapa a las calles de Tokyo para evitar ir a vivir con unos familiares a los que detesta. Allí conoce a Kumatetsu, un guerrero con forma de bestia que vive en un mundo mágico. Kumatetsu aspira a convertirse en el próximo "gran maestro" de su mundo. Sin embargo, su talento está incompleto, pues nunca ha sido capaz de formar a un aprendiz, a diferencia de su rival. Es entonces cuando decide acoger al niño humano para enseñarle.

En esta cinta, Hosada nos demuestra una vez más que en un gran narrador de historias, que le gustan los personajes complejos y diferentes, y que estas historias vienen a ser el escenario para que reflexionemos sobre ideas más profundas.

La cinta se divide entre el exuberante mundo oculto de los animales guerreros y el mundo humano. Acompañados de una extraordinaria animación, asistimos a la evolución de la relación entre Kyuta y Kumatetsu, y a las disyuntivas del muchacho que siente que pertenece a ambos mundos.

Las dos horas de película permiten narrar una historia larga y compleja, que evoluciona en el tiempo, así como ahondar en el carácter de un elenco de personajes interesante y bien definido. Quizás incluso, en algunos momentos, sientes que "sobra trama" y que han querido narrar demasiadas cosas en una sola película. El clímax se me hizo algo denso, pero cuanto menos me gustó que cerrara la historia en todos sus cabos.

Hay una buena mezcla de drama, acción y comedia en un entorno en el que se mezcla la tradición con la modernidad, al estilo de Summer Wars, aunque desde una perspectiva distinta.

Es notable destacar que si bien se produce el uso del ordenador en ciertas secuencias, está muy bien integrado, y casa bastante bien con el resto de la animación. Yo la vi en español, y aunque el doblaje no es malo, me gustaría poder verla en japonés para poder valorarla mejor.

Aunque para mi no es una película tan "perfecta" como Summer Wars o La chica que saltaba a través del tiempo, El niño y la bestia tiene un encanto particular. Más dinámica que The wolf´s children, pero que no deja de lado esas reflexiones tan habituales de las películas de este director: el valor que le otorgamos a la familia, la necesidad de evolucionar o qué significa realmente ser fuerte.

2 comentarios:

Invierno dijo...

De las que comentas al final, he visto la de la chica que saltaba y me pareció increíble. Sobre esta, la verdad es que no la conocía pero me ha gustado tu análisis y se va directa a la lista de pendientes ^^

¡Gracias por la reseña!

Madame Macabre dijo...

Invierno - Te recomiendo también Summer Wars, que es una maravilla. De hecho me compré la edición ultra especial coleccionista XD. Yo sigo mucho a este director y todo lo que hace, nunca decepciona ;).

Besitos :)