miércoles, 4 de mayo de 2011

Pintura: Gustave Courbet.

Gustave Courbet es el máximo representante del Realismo francés. Nació en Ornans en 1819, trasladándose a París con 20 años y realizando en esa capital su formación artística, copiando obras en el Louvre y trabajando en la Academia Suiza. Caravaggio, Rembrandt, Velázquez y la Escuela veneciana fueron sus maestros, desarrollando un estilo naturalista aunque adaptado al siglo XIX, representando escenas de la vida cotidiana, retratos, desnudos o paisajes.






Courbet participó abiertamente en la Revolución de 1848, ganándose la reputación de artista peligroso, tanto por su actitud como por su pintura. Siempre rechazó la idealización del arte, proclamando que sólo el Realismo era genuinamente democrático, debiéndose tomar como modelos a los campesinos y trabajadores.






Al participar en la Comuna de París fue encarcelado y multado, por lo que decidió exilarse a Suiza en 1873. Ejerció una notable influencia sobre los pintores impresionistas por su intransigencia frente al academicismo. En Suiza se dedicó a realizar, junto a una gran cantidad de colaboradores, paisajes suizos casi en serie para poder pagar al Estado francés la multa impuesta. Sería en Suiza donde fallecería Courbet en 1877.






No es un secreto que la obra erótica quizá más “audaz” de la historia de la pintura bien pudiera ser L’Origine du monde (El Origen del mundo)de 1866, de Courbet: un sexo femenino, entre abierto, en primer plano, e iluminando un cuadro de 46 x 55 cm, hoy propiedad del Museo d’Orsay, tras una laberíntica historia de sucesivos ilustres propietarios.



Courbet pintó muchos otros desnudos femeninos. Pero el más legendario y considerado uno de los más bellos, bien pudiera ser la gran revelación de esta exposición: Femme nue couchée (Mujer desnuda acostada, 1862, o/l, 75 x 95), indisociable de L’Origine en la historia del coleccionismo de arte.



L’Origine fue un encargo de Khalil-Bey, el último embajador del Imperio otomano, en París, que comenzó instalando la obra en su cuarto de baño. Tras muchos azares, ventas y compra venta, L’Origine terminó en otra colección legendaria, la de la dinastía Hatvany, en Budapest. Allí se cruzaron L’Origine y la Femme nue couchée, apareciendo hoy en día ambas obras en una retrospectiva sobre el pintor que se celebra en París.

7 comentarios:

Ínfila dijo...

Me he quedado impresionada al ver el penúltimo cuadro. Nunca había visto un artista pintar ni con tanto detalle ni como "concepto" el pubis de una mujer (a no ser de que se trate de una parte de otro cuadro).
Me encantan este tipo de artistas que utilizan a la gente humilde en sus cuadros, y más si es para retratar escenas de la vida cotidiana en vez de lujosas composiciones imposibles. También me encantan las segundas, pero al menos me alegro de que hubiera alguien que pensase en "algo más".

PD: me gusta la manera en como pinta el cabello.

Andrés Ortega dijo...

Me encanta Courbet, tiene unas pinturas espléndidas, me enamoré de la del hombre con las manos en la cabeza en cuanto la ví (no recuerdo el título) admiro como es capaz de plasmar la desesperación en su rostro...

Madame Macabre dijo...

Ínfila - Lo cierto es que tiene varios cuadros similares, aunque ése en concreto es el más famoso. Lo atractivo de Courbet es que pintó muchas cosas diferentes, y las pintaba tal y como eran, sin ningún aderezo.

Lo cierto es que le tengo "cariño" a este pintor porque el tercer cuadro era la portada de mis Flores del Mal de Baudelaire, y el sexto cuadro, el hombre desesperado, de mi Horla de Maupassant. Así que lo asocio con mis días de colegio y lecturas que disfruté mucho.

Andrés - Como has dicho, otra de las cosas que me gustan tanto de Courbet es lo expresivo que es capaz de ser, combinado con su intento de ser lo más fiel posible a la realidad. El resultado son unas obras espléndidas.

Muchas gracias por vuestros comentarios. Saluds a los dos :).

Anónimo dijo...

Me encanta coubert, en la facultad varias personas hicieron trabajos de el.
A mi personalmente me encantan los autores que retratan a personas del pueblo, como coubert o carvaggio, simplemente porque muestran la realidad tal y como es^^.
Besos!!!!
Anny D Lee

Madame Macabre dijo...

Son siempre pintores muy interesantes, ya que muestran otra perspectiva de cómo eran las cosas, e incluso aportan muchos datos desde la perspectiva histórica.

Muchas gracias por comentar y muchos besos n_n.

Madame Macabre.

variopaint dijo...

hola
El cuadro del niño escapando del cuadro no es de Courbet , sino del pintor catalán Pere Borrell del Caso ( Puigcerdá 1835 - Barcelona 1910)contemporáneo de Manet y de la siguiente generación a Courbet.

Saludos

http://imgenespngymuchoms.blogspot.com/2011/04/trampantojo.htmla

Madame Macabre dijo...

Variopaint - Muchas gracias por la aclaración, enseguida corregiré el error.

Un saludo de Madame Macabre.