miércoles, 26 de octubre de 2011

Maquillaje: las cejas.

Hace bastante que no posteo nada sobre maquillaje, aunque también quiero postear sobre Vampiros Masticadores, los últimos animes y películas que he visto, un nuevo premio que me han dado y responder a las cuestiones de lectores que me quedan pendientes... Empezaré por el maquillaje, y lo demás ya irá saliendo :D.

En muchas entradas de maquillaje he hablado sobre sombras, lápices y otros instrumentos, o sobre cómo maquillarlos para corregir ciertos defectos. Pero nunca he hablado de una parte tan importante como son las cejas. Y es que las cejas definen en gran medida el rostro y son el marco esencial de tus ojos. Unas cejas bien dibujadas pueden hacer que tus ojos se vean mucho más bonitos.


Para lograrlo, lo primero que se hace es depilar las cejas, salvo que tengas la suerte de tener unas cejas naturalmente perfectas. Se trata por tanto de darles forma, arqueándolas o restándoles espesor para así embellecer nuestra mirada. Aunque yo aconsejaría ir a un profesional, o cuanto menos dejarlo en manos de una persona con experiencia, estos son los tres puntos que tenéis que tener en cuenta sobre cómo depilar o dibujar vuestras cejas:


  • Dónde debería comenzar (línea A): sostén el lápiz verticalmente, apóyelo en la nariz (sobre un lado) y llévalo hasta el ángulo interno del ojo. Ahí debe empezar la ceja.

  • Dónde debería arquearse (línea B): partiendo de la posición anterior, inclina el lápiz con un extremo apoyado en el borde externo de la aleta de la nariz, hasta que forme línea recta con la mitad del ojo. Ése debe ser el punto más alto de la ceja.

  • Dónde debería terminar la ceja (línea C): inclina el lápiz con un extremo apoyado en el borde externo de la aleta de la nariz hasta que forme línea recta con el ángulo externo del ojo. Ése debe ser el final de la ceja.



  •  ¿Pero qué hacer cuando nuestras cejas no son lo suficientemente espesas o largas? ¿O cuándo queremos correjir un error? Para ello emplearemos un lápiz especial para cejas. En realidad, podéis encontrar productos diversos: desde sombras especiales, hasta lápices o productos similares a una máscara de pestañas con color. El objetivo de todos estos productos es el mismo: rellenar huecos, dar espesor, alargar la ceja... en definitiva, darle una forma más favorecedora.





    Debéis escoger un color que sea lo más parecido posible a vuestro color de pelo. A continuación, se trata de realizar pequeños trazos para simular pequeños pelos que se harán en la misma dirección que los demás. Seguidamente, peina la ceja para asegurarte de unificarlo todo o corregir algún fallo.

    2 comentarios:

    Ínfila dijo...

    No soy de cejas, pero tengo la suerte de que tengo poquitas y sólo tengo que quitar con las pinzas poquito.

    Madame Macabre dijo...

    Ínfila - Qué suerte, a mí no me importaría re-re-re-diseñarlas XD.

    Un beso, muchas gracias por comentar :).