viernes, 2 de mayo de 2014

Maquillaje: labios oscuros.

Aunque suelo recargar más mis ojos que mis labios cuando me maquillo, de vez en cuando me gusta variar y llevar unos labios en un color muy oscuro. La teoría es que si llevas un color de labios muy oscuro, es preferente llevar unos ojos muy sencillos, algo como un simple delineado o una sombra de ojos clara (los plateados y grises siempre funcionan bien con estos tonos). Mi opinión es que hagáis lo que más os guste.



Eso sí, si quieres llevar unos bonitos labios, y mucho más teniendo en cuenta que son colores oscuros, el elemento más importante es lograr un perfecto delineado. Unos labios bien perfilados se verán mucho más bonitos y evitarán que el resultado final parezca emborronado y dé la impresión de que tenéis una boca desdibujada.

Y recordad que "labios oscuros" no sólo es sinónimo de rojo vino, sino que tenéis una gama muy amplia. Desde los rojos con un toque marrón a los fucsias, morados o negros.