miércoles, 2 de febrero de 2011

Una pequeña capilla en el árbol más viejo de Francia.

Este majestuoso roble es considerado como uno de los árboles más viejos de toda Francia, aunque parezca sacado de un cuento de hadas o de una película de Tim Burton. Según los expertos, ronda los 800 años, lo que sitúa su nacimiento en plena Edad Media.


Era alrededor del año 1600, cuando el rayo de una tormenta incedió el viejo árbol y lo quemó casi por entero, llegando hasta su corazón. Sin embargo, y apesar de lo que se esperaba, el árbol no murió sino que renació con renovadas fuerzas.


La gente de aquel tiempo lo consideró un milagro, y el hecho de que el árbol hubiese sido tocado por un rayo significaba sin duda una señal de Dios. A partir de ese momento se consideró al árbol como un lugar sagrado de peregrinaje y se construyó en su interior una pequeña capilla.


El lugar es llamado Notre Dame de la Paix, Nuestra Señora de la Paz, y sigue siendo a día de hoy lugar de peregrinaje para creyentes y turistas.


El viejo árbol y su capilla han sobrevivido a guerras y revoluciones frente a aquellos que quisieron destruirlo por conisderarlo un símbolo del Antiguo Régimen. Pero los habitantes de Allouville-Bellefosse les hicieron entender que esta mágnica construcción era, ante todo, un símbolo de luz y esperanza.


Aunque algunas de las partes del árbol ya han muerto, pese a todos los cuidados que éste recibe, dos veces al año vecinos y visitantes celebran una congregación alrededor del grandioso árbol.

4 comentarios:

raúl dijo...

qué curioso, parece un árbol de cuento, la verdad. interesante historia.

Madame Macabre dijo...

Sí, por eso me encantó, no parece de este mundo y tiene algo mágico. Y la historia es bastante curiosa.

Gracias por comentar y un saludo.

Madame Macabre.

Salisha dijo...

Me encanta!! el árbol es precioso y la de años que tiene es una pasada :)
Besos!

Madame Macabre dijo...

Parece sacado de una película, me gustó mucho.

Besitos y gracias por comentar.

Madame Macabre.