viernes, 29 de marzo de 2013

De cómo ha cambiado mi estilo en diez años.

Hace un par de semanas estuve haciendo "limpieza" en mi armario, apartando prendas que, aunque no se ven muy mal, hace años que no me pongo. Ello me hizo reflexionar sobre cómo ha ido cambiando mi estilo en estos años. Me parecía una idea interesante para hacer una entrada porque creo que el tema de adaptar nuestro estilo con los años es un tema por el que me han preguntado varias veces. Y hablar de la experiencia personal ayuda bastante.

Así que voy a haceros un recorrido resumido por cómo ha ido cambiando mi estilo en estos últimos diez años.

De faldas largas a otras cosas.

Cuando comencé a confeccionar mi armario y a definir mi estilo, mi prenda estrella eran las faldas largas. Era la prenda que empleaba el 80% del tiempo. Cuando quería un look diferente, utilizaba una falda corta. En un principio pensaba que esa era la mejor forma de enfatizar el lado gótico del look.


Luego me he dado cuenta de que usar una prenda en exceso cansa y hace menos variados tus conjuntos. A día de hoy vario mucho más en ese aspecto: utilizo más faldas cortas y vestidos, además de pantalones, una prenda que he tenido bastante olvidada algunos años. Un vestido es una de las prendas más prácticas y combinables que hay, y ahora los disfruto mucho.

Las faldas largas son geniales, pero a veces pueden ser poco prácticas (especialmente cuando llueve o hace viento), y creo que nunca viene mala variar y probar cosas nuevas porque puedes acabar cansándote incluso de la prenda que más te gusta. Además, tu aspecto final no tiene porqué depender de una única prenda. Combinando muchos pequeños detalles también puedes crear un look interesante.


Mirando con nuevos ojos otros colores.

Uno de mis cambios más destacables ha sido lo referente al color. En mis primeros años era muy cerrada, sólo vestía unos pocos colores además del negro (rojo, morado, gris y blanco). Cuando visitaba webs de moda gótica y veía que rara vez ofrecían prendas que fueran más allá de ese espectro cromático (negro, blanco, rojo y morado) tenía el (erróneo) pensamiento de que vestir con otros colores creaba un look gótico que se vería peor. Pero con el tiempo aprendes que la moda tampoco tiene que ser exclusivamente lo que te ofrezcan las tiendas.


Con los años me he dado cuenta de que el estilo de la prenda también es muy importante para crear un buen conjunto. Y poco a poco me he ido abriendo a otros colores: azul, rosa, crema... No todos los colores me gustan, pero desde luego soy más abierta a probar nuevos. Pueden ser una buena vía para probar algo distinto.


Incorporando nuevas prendas: camisas y chaquetas.

Un elemento que me ha ayudado a crear estilos más maduros y a ampliar mis posibilidades a la hora de vestir han sido las chaquetas y las camisas. Antes no las usaba casi nunca. Y creo que es porque nunca encontraba una que me gustara como me quedara. Así que únicamente usaba abrigos y rebecas largas.


Ahora me he hecho con unas cuantas camisas y chaquetas con las que me siento a gusto y que puedo combinar con muchas otras prendas. Además, tienen muchos pequeños detalles que ayudan a enfatizar tu estilo, como los botones, las lazadas y otros elementos decorativos. Y son prendas muy apropiadas para los meses de entretiempo.

Probar prendas nuevas, o nuevas formas de combinarlas, te aporta ideas diferentes y te permite crear nuevos conjuntos.


De botas y otros zapatos.

Siempre he sido muy reacia a los tacones. Tengo unos pies delicados y lo paso mal con los zapatos, sobre todo cuando están nuevos. Así que antes no llevaba otra cosa que no fueran botas de estilo militar, zapatos planos o zapatillas deportivas.



Luego descubrí que, dentro del mundo de los tacones, tienes ciertos modelos de zapatos que te hacen un pie menos "basto", son bonitas y cómodas. Me he dado cuenta de que un determinado look puede cambiar completamente en función de los zapatos.


Creando y buscando un estilo.

Antes era muy conformista. Me bastaba con que la ropa fuese negra, lo cual es muy distinto a tener un estilo propio. Con los años he procurado elegir prendas que tengan más personalidad porque verdaderamente marcan la diferencia entre simplemente vestir de negro y tener un estilo. Se trata de tener paciencia y rebuscar un poco más, o bien hacer tus propias creaciones.



En el otro extremo, solía elegir prendas muy recargadas y poco prácticas. Prendas que se ven preciosas pero que luego son incómodas o que no vas a usar todos los días. Luego las usaba muy poco, y acabas preguntándote hasta qué punto te compensan.



Así que a día de hoy prefiero optar por prendas más prácticas para diario creando un estilo más casual. Y luego tener unas pocas prendas especiales para determinadas ocasiones.

Sigo creando mis pequeñas cosas y he mejorado bastante en ese aspecto. Mis primeros proyectos de costura fueron un fracaso, y ahora me van saliendo las cosas mejor. Lo importante es avanzar poco a poco a ir aprendiendo pequeños trucos que ayudan mucho.


Complementos.

En los complementos también he variado bastante. Antes me limitaba a llevar casi siempre lo mismo. Algo que siempre llevaba era un collar de clavos.



Actualmente he ampliado mis gustos en complementos, tengo más variedad y me he dado cuenta de que hacen mucho al look. Además me he animado a crear más cosas por mi cuenta. Un elemento que ahora uso mucho son los broches y los complementos para el pelo.


Cosas que sigo llevando:

  • Sigo llevando botas planas, pero intento elegir zapatos con líneas un poco más suaves que no me hagan un pie enorme. Trato de ser un poquito más sutil en ese aspecto.
  • Sigo utilizando mis complementos con remaches y clavos, aunque vario mucho más en lo que llevo.
  • Todavía uso mis faldas largas, pero también doy más uso a faldas cortas y vestidos.
  • El negro me sigue haciendo sentir más segura.


Cosas con las que todavía experimento o que más me cuestan.
  • Crear buenos looks con pantalones, siempre me resulta más difícil.
  • Llevar la cantidad apropiada de ropa según la temperatura, a menudo llevo capas de más.
  • Con el maquillaje y el peinado, pienso que siempre puedo mejorar.

8 comentarios:

Jade dijo...

Es una entrada superinteresante ^^
Creo que si me pusiese a rebuscar en mi armario me sorprendería bastante XD.
Sin embargo uso colores más a diario pero cuando me arreglo me sule tirar el negro absoluto *O*, tengo una debilidad.

Los detalles en las prendas o los complementos hacen mucho, a mi también me pasaba al principio que llevaba mis pulseras de pinchos y un collar y no salía de ahí. Pero, bueno, creo que en este punto también influye el echo de que ahora es mucho más fácil encontrar accesorios o prendas en cualquier sitio ^^

Anny D Lee dijo...

Ahora me estoy haciendo la misma pregunta XD, creo que sería una buena idea hacer lo mismo con mi armario, aunque esperare un poco a desarrollar más mi estilo :).
Muy interesante la entrada.

Besos!!!

Eva dijo...

Las faldas largas son preciosas pero es cierto que mas incomodas que las cortas. Creo no es facil un estilo gotico introduciendo otros colores que el negro, yo lo intento pero no se si acierto. Sigo utilizando mi antigua ropa aunque intento anadirles detalles o complementos que le den un aire algo oscuro. Y soy un desastre con los peinados, al final siempre acabo peinandome de la misma manera.

Madame Macabre dijo...

Jade - En eso también tienes razón, ahora las cosas son un poquito más accesibles y eso te amplía las posibilidades :).

Me pasa como a ti, que para diario no me importa mezclar colores, pero para cosas más arregladas siempre tiro al negro XD.

Anny - De nada guapa ;). Yo tengo que hacer un poquito de limpieza y ser sincera conmigo misma. Porque en caso contrario no me van a caber las cosas. Hay que hacer limpieza ;).

Eva - Con los peinados yo siempre ando haciendo algún experimento. A veces acierto, otras no...

Yo creo que influye mucho el estilo de la prenda, pero a veces ciertos colores son más fáciles de combinar, como el rojo o el blanco. Se trata de ir haciendo experimentos.

Muchas gracias por comentar :).

hilaria garcia dijo...

Creo que como bien dices y como bien pienso que todo es una cuestion de edad, de que vas madurando y quiza te vuelves un poco mas seria,en muchos aspectos de tu vida y en el vestir tambien, ademas de practica, no necesito diez faldas largas y otras tantas cortas, un monton de camisetas, cinco chaquetas, otros tantos pares de zapatos, botas o lo que sea. Yo sigo teniendo cuatro cosas en mi armario sota , caballo, y rey, no tengo mas, no necesito mil complementos ni de pelo, ni de broches , ni collares, tengo cuarenta años y desde que tengo uso de razon visto de negro , como tu quiza llevo un par de años mezclando algun que otro color mas, un azul, un rojo, un rosa, crema, pero poco, sigo manteniendo mi esencia, sigo encontrandome mil veces mas a gusto vestida de negro, y sinceramente a mis 40 años dudo bastante que vaya a cambiarme el chip, . Con la edad vas suavizando detalles de tu vestimenta, pero el estilo , tu estilo sigue siendo siempre el mismo. Por otra parte el tema de las modas me la bufa bastante, ya que jamas he seguido ningún tipo de moda en el vestir,dentro de lo que me gusta he encontrado ropa y jamas he tenido problema alguno. En tiendas góticas dedicadas a ropa de este estilo , jamas he comprado tampoco grandiosas cantidades de ropa, ya que por otra parte son carísimas y creo que abusan bastante de los precios, y como tampoco soy una persona consumista , dentro de mi forma de entender la vida, de mi esencia, soy conformista y no necesito de grandes cosas para vivir, cuanto menos un armario repleto de ropa, hay aspectos en esta vida mas importantes de los que preocuparse. Si llevas años dentro de un estilo es súper difícil cambiarlo, imposible no, pero si que cuesta mucho cambiar el estilo a una mujer mas colorista, mas informal, llamemoslo mas alegre quizá. Personalmente creo que esa transformación es muy difícil, por que tu esencia se lleva dentro de tu alma, esta dentro de ti, desde que naces hasta que mueres, ya tengas veinte años, o cincuenta. Yo ya te digo que con 40 tacos, no tengo ninguna intención de cambiar mi forma de vestir, para eso tendría que volver a nacer y ser una persona totalmente distinta a lo que soy, no seria yo.Por lo demás decirte que es la primera vez que te escribo y que llevo años siguiendo en el blog, que me parece que estas haciendo un trabajazo increíble en muchos aspectos. Para mi eres una grandísima inspiración, y me haces muchísima compañía, en momentos muy chungos de mi vida siempre has estado para dar un punto de vista distinto a muchos temas y un pequeñito empujón.Vivo en una ciudad muy pequeñita del norte de España y decirte que si ya de por si esto es una ciudad de provincias donde la gente es muy conservadora ser distinta a los demás se lleva con menos peso, sabiendo que existen mas personas como tu , aunque sea, en el sur de esta bendita tierra.Soy ferviente seguidora tuya hasta el final.

Madame Macabre dijo...

hilaria garcia - Me parece genial que sigas manteniendo tu estilo y te sientas segura de él. Sé que hay gente que con la edad no saben muy bien como enfrentarse al mundo y se sienten inseguros. Así que me quito el sombrero ante ti.

Igual que tú, creo que el estilo conecta de alguna forma con la esencia de la persona. Si esto es lo que eres, lo serás siempre, sin perjuicio de que cambies algunas cosas o experimentes.

Dentro de diez años escribiré una nueva entrada sobre este tema y a ver qué tal me han ido las cosas.

En segundo lugar, decirte que tu comentario realmente me ha emocionado. Es muy gratificante poder ayudar a la gente, o algo tan simple como "hacer compañía". No siempre lo percibo, aunque soy consciente de que la gente que sigue el blog es mucha más que la que comenta habitualmente. Y me agrada muchísimo cuando alguien nuevo se anima a hacerlo. Así que GRACIAS DE TODO CORAZÓN por tus palabras, y espero que podamos seguir animándonos mutuamente por muchos años :).

Nemesis dijo...

Esta entrada me ha encantado, creo que muchos de nosotros vamos cambiando y probando con nuevas cosas con forme pasan los años. En mi caso por ejemplo años atrás era imposible verme de falda o vestido y ahora me encantan.

El punto en el que estoy ahora es justamente en la de los colores y agregando variedad de ellos a mi armario, por que aunque el negro es precioso, también es cansado verte siempre del mismo color.

Un abraso :)

Madame Macabre dijo...

Nemesis - Muchas gracias guapa, creo que es interesante compartir estas experiencias :).