lunes, 24 de octubre de 2016

Curiosidades oscuras: la leyenda del Jinete sin Cabeza de Canton.

La mayoría de nosotros conocemos la famosa historia del Jinete sin Cabeza de Sleepy Hollow, el terrorífico antagonista del icónico cuento de terror de Whashintong Irving escrito en 1820. Menos conocido es el fantasmagórico jinete decapitado de Connecticut que aterroriza a los viajeros desprevenidos. 



El Jinete sin Cabeza de John Quidor

Frente al jinete de Sleepy Hollow, que no era sino el fantama de un soldado germano que luchaba durante la Guerra de Independiencia americana, el fantasma que supuestamente viaja a través de los solitarios y oscuros caminos de Canton (Connecticut) tiene un origen más trágico.

Las primeras referencias al fantasma aparecen en la publicación trimestral "The Connecticut Quarterly" de los meses de Julio, Agosto y Septiembre de 1895, escrito por el honorable William Edgar Simonds.

Durante la Revolución, un recaudador francés dejó Hartford tomando el camino hacia Saratoga con sus bolsas repletas de oro para proceder al pago de los salarios de los oficiales franceses del ejército americano. Decidió quedarse en una taberna a pasar la noche en Canton, aunque lo cierto es que nunca llegó a su destino y siempre se sospechó que había sido asesinado. El posadero alegó que el jinete francés dejó la taberna sano y salvo a la mañana siguiente, pero jamás se supo de él.

Sin embargo, años después la taberna fue derruida a causa de un incendio y se encontró entre los restos un esqueleto enterrado en sus cimientos al cual le faltaba el cráneo. Ello ayudó a acrecentar la leyenda del origen del jinete sin cabeza que merodeaba los caminos del lugar durante la noche y desapareciendo a la luz del día.



Otra referencia al jinete sin cabeza se encuentra en otra leyenda que se produce posteriormente, durante la Guerra Civil Americana. Se dice que un viajer cruzaba el camino del bosque de Canton hacia la posada que se encontraba en el pueblo. En el camino se topó con un jinete al que le preguntó la dirección para llegar a la taberna Hosford. El jinete, sin decir una sola palabra, se limitó a señalar el camino con su mano. De repente, emprendió su camino en dirección oeste, y fue entonces cuando el viajero se percató de que no tenía cabeza. 

Durante décadas, la gente del lugar ha asegurado ver al jinete en repetidas ocasiones, siempre cabalgando en dirección oeste desde la taberna y en dirección hacia Saratoga, su destino original. Se le describe como una aparición espectral con una larga capa flotando al viento y desapareciendo en las sombras de la noche. Si bien lo cierto es que nada se sabe de su fantasmal montura, pues no se tienen datos de que su caballo también pereciera.


Se sabe a ciencia cierta que el camino en dirección a la posada de Canton solía estar plagado de ladrones, que pudieron ser los que atacaron y asesinaron al soldado francés que caragaba con el oro. Y también se tienen datos fehacientes de la existencia de dicha posada.

Pero otros esbozan una teoría diferente: que fue el posadero quien asesinó al recaudador, probablemente acuciado por las deudas al tener que hacerse cargo de una familia de 10 hijos. Sin embargo, nada se sabe con seguridad.


3 comentarios:

Lady Deathpoet dijo...

Interesante, otra leyenda de un jinete sin cabeza, me gusta

Ïnvïerno dijo...

Vaya, me ha sorprendido descubrir esta historia, ¡gracias por compartirla! Pero, ¿se sabe si les hace algo a los que se topan con él? Aunque con tanto jinete sin cabeza que tienen por allí, podrían hacer un club como el de Hogwarts ;)

Madame Macabre dijo...

Lady Deahpoet - La encontré de casualidad buscando imágenes del otro jinete sin cabeza XD.

Invierno - Desde luego, a lo mejor hay un club de jinetes descabezados y nosotros sin saberlo XD

Muchas gracias por comentar :)