lunes, 3 de mayo de 2010

Camisa con corazón de fieltro.


El hecho de aventurarme en el mundo del fieltro ha sido por influencia de la estética de Emilie Autumn. Siempre me fijaba en la manera en la que decoraba su ropa, con corazones y otros elementos cosidos. Lo cierto es que una tela muy útil a la hora de decorar, con gran varieda de colores, manejable y que da grandes resultados.

Esta camisa me la compré en Lefties hace varios meses. En general me gustaba, pero sabía que le faltaba algo y me la compré sabiendo de antemano que le añadiría algún detalle más tarde. Como siempre me ha gustado mucho la combinación de colores negro, blanco y rojo, quería coserle un corazón, pero quería que tuviera algún detalle más y se me ocurrió lo de la cerradura. Creo que ha quedado muy bien y le aporta mucha vida a la camisa.

Para hacer este corazón de fieltro se necesita:
-Fieltro rojo y negro (no sé cómo irá en las mercerías, pero yo compré láminas de fieltro de 38,5 x 20 cm en el Corte Inglés a 1,30 la lámina, es genial si lo que vas a utilizar son pequeños trozos cada vez).
-Tiza especial para tela para marcar las figuras.
-Tijeras, hilo rojo y negro.
-Una hoja de papel, regla, lápiz y goma.

1- El corazón: En primer lugar hay que tener claro el diseño. Como era la primera vez que trabajaba con fieltro, decidí hacer un intento en papel antes de nada. Dibujé en un folio la silueta de un corazón, de manera que también me serviría para ver si el tamaño era el adecuado para la camisa. En concreto mi corazón mide desde la punta inferior hasta el punto de unión de los arcos 5,8 cm. Tras recortarlo del folio, una vez vi que era más o menos simétrico y tenía un tamaño adecuado, puse el corazón de papel sobre el fieltro y dibujé el contorno con la tiza. Luego se recorta. Si no está claro si es verdaderamente simétrico, se puede doblar por la mitad, ver si ambas mitades coinciden e ir igualando.

2 - La cerradura: se sigue el mismo procedimiento, esta vez con fieltro negro. Me cerradura mide 2 cm de alto, para que podáis tener una medida orientativa.

3-Cosido: A continuación, con hilo negro, se cose la cerradura en el centro del corazón, dando pequeñas puntadas y tratando de que quede bien centrado. Una vez terminadas ambas piezas, llega la última fase, que es coser el corazón a la camisa. Creo que lo mejor es hacerlo con pequeñas puntadas, ya que, aunque el fieltro y el hilo sean del mismo color, cuanto menos se note mejor, salvo que se quiera crear a posta el efecto de hilo visto. Como se ve, es realmente sencillo de hacer, muy vistoso y donde los diseños son tan infinitos como la imaginación.