jueves, 6 de mayo de 2010

Esculturas para comérselas.

La cocina y la escultura son dos artes que a menudo se combinan, a veces de manera majestuosa como en la presentación de los platos en la cocina tailandesa o japonesa; y en otras ocasiones de una manera más cómica. En http://www.holytaco.com/25-sweet-food-sculptures pueden verse esculturas tan curiosas como naranjas cantarinas o manzanas asesinas. Éstas han sido algunas de mis fotos favoritas.