miércoles, 15 de septiembre de 2010

Personajes históricos que firmaron un pacto con el Diablo.

El "pacto" con el Diablo tiene sus orígenes en la transición de la Europa pagana a la cristiana. Para los critianos del ya temprano siglo VIII, aquellos que solicitaban favores a sus dioses paganos estaban en realidad pactando con el Diablo. El pacto podía ser oral o escrito, y el que lo solicitaba debía dar algo a cambio, ya fueran niños, o mantener relaciones con demonios que darían lugar al nacimiento de incubos o sucubos. El pacto debía firmarse con sangre y así quedaría sellado.

Son muchos personajes a lo largo de la historia a los que se les ha atribuído un pacto con el Diablo, o que incluso se lo han atribuído ellos mismos, especialmente entre los músicos. El violinista italiano Niccolo Paganini es uno de los casos más famosos. Su habilidad de genio para la música y el violín le valió tal rumor, y aunque él no lo extendió, dejó que se expandiera. Paganini perdió varios dientes, comenzó a quedarse muy delgado y vestir de negro lo que, unido a su asombrosa genialidad, fomentaron toda clase de rumores sobre dicho pacto.



Giuseppe Tartini, compositor y violinista veneciano, creía firmemente que una de sus sonatas había sido inspirada por el Diablo, el cual se le había aparecido en un sueño. Otro de los pactos conocidos es el de Robert Johnson, uno de los más notables guitarristas de Blues. Trabajaba miserablemente en una plantación y deseó convertirse en un guitarrista famoso. Entonces, siguiendo las indicaciones de otra persona, se dirigió con su guitarra a medianoche a un cruce de caminos cerca de la plantación. Dicen que en el centro le esperaba el Diablo, el cual tomó su guitarra, tocó para él varias canciones, y luego se la devolvió, quedando sellado el pacto. Ahora Johnson podía tocar, cantar y componer Blues. Y el hecho de que muriera tan joven, tan sólo 27 años, alentó aún más dicho rumor.



En la historia reciente el pacto con el Diablo ha cambiado de dirección, y ahora son los propios músicos los que afirman haber pactado con él. Desde King Diamond, que pactó para tener el poder de las mil voces, o el fundador de Gorgoroth, Infernus, que hizo dicho pacto cuando fundó la banda.

Otros pesonajes históricos que dijeron haber pactado con el Diablo fue el alquimista alemán Johann Georg Faust, en 1507. Él mismo acabó admitiendo haber hecho dicho pacto, tras lo cual tuvo que dejar su puesto en la Universidad de Ehrfut. Dijo que creía más en la palabra del Diablo que en la de Dios.


Urbain Grandier es otro caso famoso. Se trata de un sacerdote francés del siglo XVII que murió en la hoguera acusado de brujería y de romper su voto de celibato. En 1603 un grupo de monjas le acusaron de haberlas embrujado para cometer actos impuros con él. Se dice que Grandier pactó renunciar a su fe cristiana a cambio de que el Diablo le proporcionase el amor de una mujer, riquezas y fama. Lo curioso de este caso es que aún se conserva el pacto original en la Biblioteca Nacional de París. En concreto son dos, uno de ellos escrito en latín, y otro en latín abreviado y del revés, firmado por varios demonios siendo uno de ellos Satanás. No obstante, se cree que estos "pactos" fueron falsificados por sus acusadores por razones políticas.


Jonathan Multon era un Brigadier General de New Hampshire, Estados Unidos. En 1749 se casó con Abigail Smith, con la que tuvo once hijos, y abrió una tienda de bienes importados de Europa y Asia. Se dice que el matrimonio estaba viviendo problemas económicos cuando Jonathan le dijo a su mujer que haría un pacto con el Diablo para que éste les proporcionase riquezas. El pacto consistía en que Jonathan cedería su alma a cambio de que el Diablo llenase todos los meses sus botas de oro. Pero con el tiempo Jonthan se volvió avaricioso y quiso más. Entonces engañó al Diablo mostrándole unas botas más grandes para que las llenara de oro, y el Diablo así lo hizo. Confiado en su engaño, lo siguiente que hizo Jonathan fue abrir un agujero en el suelo para obtener aún más dinero. Pero al segundo mes el Diablo se dio cuenta del engaño y en represalia quemó la casa. No obstante, el propio Jonathan volvió a construirla de nuevo, y sigue en pie a día de hoy.


Bruno Amadio es otro artista del que se dice hizo un pacto con el Diablo. Era un pintor italiano que se afincó en España durante la Segunda Guerra Mundial. Frustrado por no poder conseguir fama, hizo un pacto para convertirse en un pintor famoso. Tras eso realizó una serie de cuadros donde destacaba la presencia de niños llorando. Uno de esos cuadros retrató a un niño que vivía en un orfanato. Más tarde el orfanato se incendió y el niño murió, por lo que se cuenta que el cuadro guarda el alma del niño. Se dice que si se gira el cuadro 90º puede verse un pez engullendo la cabeza del niño. E incluso que puede verse la cara de un demonio Mientras algunos creen que sus cuadros traen la desgracia a quienes los poseen, otros creen que tienen la capacidad de proteger a los niños.


9 comentarios:

AZstudio dijo...

Interesante información sobre los pactos demoníacos de personajes históricos.
Me quiero referír a uno en partícular, me refiero a "Bruno Amadio" o "Bragolin" como también se le ha conocido.

Acá en mi país y como en muchas partes del mundo, su obra fué muy conocida.
Se vendían replicas de este cuadro en partícular.
La gente prácticamente se peleaba por comprar una de estas copias, algunas al óleo.
Y colgarlas en sus casas.

Según la leyenda, este pintor, frustrado por su nula fama como artista, habría hecho un pacto con el Diablo para que sus pinturas fueran bien recibidas por la sociedad. Después de eso, realizó una serie de trabajos en los que destacaba la presencia de niños llorando. Uno de esos cuadros fue realizado a un niño que vivía en un orfanato. Más tarde, el orfanato se incendió con el niño adentro, y desde entonces se ha dicho que ese cuadro en especial adquirió el espíritu del niño.

Se dice que este cuadro atrae desgracias a quienes lo posean. Desgracias y muertes, pues el cuadro esta maldito.
No obstante, ha sido el cuadro de mayor difusión de este artista, siendo muy solicitadas sus reproducciones en países como España, Inglaterra o Chile, ya que algunos le interpretan una función de protección a los niños pequeños

En los 50's se dieron muchos casos de casas incendiadas donde todo se encontraba destrozado y quemado, cadáveres carbonizados y lo curioso de todo esto es que el cuadro permanecía colgado en la pared sin un solo rasguño.

Se dice que al ver el cuadro, uno siente como el niño de ojos llorosos y mirada tierna te sigue con la mirada, y te pone los pelos de punta. Mucha gente posee este cuadro, pero dice que solo ataca a aquellos que descubren que el cuadro esta encantado. En la noche se escuchan lamentos lejanos, el niño sale del cuadro sube a tu habitación y te mata, si es que no mueres antes de la impresión al ver su rostro endemoniado .Luego incendia la casa con todos adentro y borra así la evidencia de su crimen.

ademas la gente dice que si das vuelta el cuadro 90º se ve como un mounstro se come al cabrito

Por supuesto todo esto son el mito en torno a su obra.

Pero aún así, y por lo menos acá en chile, son muuchos los casos en los cuales se hace referencia a lo sobrenatural en torno a la imagen.
Yo conozco de muchos casos, es más.
Una gran copia de este cuadro estuvo colgado en mi casa, cuando yo era niño. ;)

Que tengas un buen día Madame Macabre.
AZstudio

http://andresizs.blogspot.com/

Madame Macabre dijo...

Qué yuyu todo lo que me has contado XD. He visto alguno de los cuadros de este pintor y la verdad es que me dan mal rollo, hay algo inquietante y que causa desasosiego.

Pero es muy interesante todo lo que me has contado, así que muchas gracias por tu "ampliación" de mi post, jeje.

Como siempre, muchas gracias por comentar :).

Un saludo de Madame Macabre.

Anónimo dijo...

*0* demaciado buena tu historia me dejaste metia en el caso XD....
bale interesante el caso e encantan estas cosas

Madame Macabre dijo...

Muchas gracias, en la sección Curiosidades Oscuras tienes más historias similares n_n.

Muchas gracias por comentar.

Un saludo.

Angie dijo...

Lo del sacerdote tiene bemoles...jajaja...seguramente Goethe se inspiraría en Fausto para su obra cumbre...

En muchas pelis sale ésa teoría, que el Diablo te da ciertos dones pero se los cobra muy caros...

Por si acaso, ni te arrimes!

Besotes!

Angie dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=M-saSGSeBxg

Madame Macabre dijo...

Angie - Pues sí, es un buen consejo XD. Que más sabe el diablo por viejo que por diablo, jeje.

Muchas gracias por comentar :).

kilmister dijo...

Mi abuela tiene uno de los cuadros de Bruno Amadio, concretamente uno en el que aparece un niño de labios rosados llorando (http://www.imagui.com/a/ninos-llorones-TA6GkBbrq Es el primero). La verdad es que no conocía la leyenda que rodeaba a este pintor hasta que lo vi en Cuarto Milenio, y me quedé muy sorprendida al reconocer en el reportaje cuadros como el que tiene mi abuela colgado en el pasillo. Con todo, una entrada muy interesante ^^

Madame Macabre dijo...

kilmister - Muchas gracias, estos temas siempre me parecen interesantes y curiosos. Y tengo que decir que los cuadros son bastante rarillos, supongo que sabiendo el trasfondo lo ves de manera diferente.

Muchas gracias por comentar :).