miércoles, 2 de noviembre de 2011

Pintura: Adolf Von Menzel.

Adolf Von Menzel (Breslau, 1815 - Berlín, 1905) inició su carrera artística como dibujante e ilustrador. Cuando falleció su padre en 1832, se hizo cargo del taller familiar de litografias que su familia había fundado en Berlín. Su primera producción litográfica consistió en la ilustración del poema de Goethe Künstlers Erdenwallen, publicado con gran éxito y que contenía 11 litografías. A éste siguieron las ilustraciones para la Geschicgte Friedichs des Grosse, de Franz Kugler (1840-42). En ellas mostró su talento, a través de las 400 ilustraciones en las que manifiesta un naturalismo austero y a la vez una fértil imaginación. 





Entre 1844 y 1849 realizó 200 grabados en madera para los Werke Friedrichs des Gossen. Otras obras realizadas con esta técnica fueron las ilustraciones para Der Zerbrochene Krug, obra realizada en 1877 para el libro de Kleist, llenas de simbolismo. Menzel manifestó un profundo interés por el estudio de la forma y por el dibujo, como demuestran sus largos trabajos preparatorios para las litografias que le fueron encargadas, que en el caso de el libro de Kleist le ocuparon tres años.




Menzel adquirió una gran importancia como pintor de retratos en la corte de Federico de Prusia, actividad que le reportó el mayor reconocimiento social. Sus escenas históricas se encuentran tanto temática como formalmente muy próximas a los cuadros de soldados de Meissonier, artista cuya obra le interesó y admiró más detenidamente a partir de sus viajes a París en 1855, 1867 y 1868. 




 Paralelamente a esta labor de retratista oficial y cronista de los éxitos militares del soberano, en la producción de Menzel aparecen una serie de paisajes e interiores que, a juicio de la mayoría de historiadores, componen la parte mas importante de su obra. Obras como Construcciones junto al sauce, 1846; El tren de Potsdam a Berlín, 1847; Habitación con balcón, 1845; o La hermana del artista con una vela (1847), pueden considerarse manifiestos previos al Impresionismo. 




 La actitud de Menzel frente a estas obras fue curiosamente contradictoria, pues si bien su producción fue extensa, las mantuvo ocultas. En ellas, el pintor se libera de la rigidez impuesta por la práctica del retrato y la pintura de historia, y se manifiesta de una manera más libre y fresca, traducido todo ello en una libertad técnica que anticipa las producciones impresionistas posteriores. 


 A partir de 1860 se interesó por los aspectos cotidianos de la vida moderna. Un ejemplo significativo de esta actitud es su cuadro La acería (1875), pero también se manifiesta en obras como El molino (1875); Cena después del baile (1878), La piazza Erbe, Verona, (1884) o Baile en la corte en el Salón Blanco del palacio Imperial, (1888).



 La obra de Adolf von Menzel tuvo particular influencia en la de otros artistas alemanes de la generación posterior, como el caso de Carl Werner (1808-1904), cuyas acuarelas reflejan las concepciones plásticas de Menzel. También debemos citar a Max Liebermann y Max Slevogt, pero fue Degás el que más se aproximó a su calidad, no sólo en el dibujo, sino también en los efectos pictóricos y en su tratamiento naturalista de la figura.



4 comentarios:

Feanor dijo...

No conocía a este pintor ni a su obra la verdad. Me parece digamos q polifacético en cuanto a que algunas de sus obras navegan entre el impresionismo, el naturalismo. Me encanta la pintura donde aparece el violinista. Por cierto una cosa (como siempre t voy a dar algo la blasa) aunque no conocía a este pintor m parece algo raro en un detalle de la biografía y es el detalle sobre que trabajo en la corte de Federico el Grande (Prusia), digo q no me cuadra x q el amigo Federico murió en 1786 si no recuerdo mal. Lo q si se me viene a la memoria es un libro de ilustraciones sobre el ejercito prusiano durante la época de este Rey q se pintaron un siglo después pero no se quien las dibujo y si tiene algo q ver con Adolf von Menzel.

Madame Macabre dijo...

Feanor - Naaaaa, me gustan tus críticas constructivas :D. He estado revisando los datos, y como bien dices, Federico murió en 1786. No obstante, he vuelto a revisar la biografía del pintor, y se refiere en efecto a la Corte de Federico de Prusia. Y la biografía es de un sitio fiable... A lo mejor la Corte prusiana se quedó con el adjetivo de la Corte de Federico el Grande algún tiempo después de su muerte. Aunque he visto que a él le sucedió su sobrino, que también se llamaba Federico, aunque era Federico de Prusia a secas... Pero creo que corregiré el dato de la biografía, porque tienes razón que queda algo inconguente.

Un saludo y gracias por comentar :).

Ínfila dijo...

Jo, nunca me enseñaron nada de él en Bachillerato, y mira que pinta muy bien.
El cuadro del pie es realmente precioso, cuesta mucho darle profundidad a las cosas.

Madame Macabre dijo...

Ínfila - Yo estoy descubriendo un montón de pintores gracias a los últimos libros de pintura que me compré. Tiene varios cuadros de estudios de esculturas y moldes de escayolas de partes del cuerpo que son geniales.

Un beso, muchas gracias por comentar :).