martes, 23 de diciembre de 2014

Drácula llevado al cómic, por Pascal Croci y Françoise-Sylvie Pauly.

Título: Drácula.
Autores: Pascal Croci y Françoise-Sylvie Pauly
Número de páginas: 146.
Editorial: Norma Cómics.
Precio: 19€.


En este cómic (regalo de navidad de mi novio ¡gracias! :D ) tenemos un acercamiento dual a la figura de Drácula: por un lado, el personaje histórico de Vlad Tepes, y por otro la obra de Bram Stoker. Una cosa que me llamó la atención es que no hay un exceso de diálogos, así que es un cómic que, al margen del tiempo que dediquemos contemplando las preciosas ilustraciones, se lee rápido.


El cómic se divide en tres partes. La primera puede parecer desconectada de las dos siguientes, pero mantienen un cierto hilo conductor.

La primera de ellas está referida a la historia de Vlad Tepes, que mediante una serie de retazos generales nos da muestras de su famoso carácter y de aquella particular idea de la justicia. Mezcla elementos reales con ficticios al introducir ya desde esta primera parte el mito del vampiro. Conocemos al Vlad real y la antesala del Vlad de Stoker.


Respecto de las dos siguientes partes del cómic, se trata de una adaptación, aunque muy resumida y con algunos cambios, de la novela. Aunque no sea una adaptación fiel, más por el hecho de que se eliminan muchos pasajes y personajes, conserva de modo muy acertado el espíritu de la novela. Transmite con gran logro la atmósfera de oscuridad, misterio y terror que inspira el personaje de Drácula gracias a los impresionantes paisajes y una ambientación muy cuidada, y los más fascinante de todo, sin apenas mostrar al conde, tan sólo intuyéndolo por medio de sombras.


En lo que respecta al dibujo, es una absoluta obra de arte que no sólo ilustra la historia, sino que también la narra. Y es que los dibujos están repletos de pequeños detalles que ayudan a crear la atmósfera insinuada por las líneas de diálogo pero también cuentan su historia subyacente, como el delicado juego de sombras para ilustrar a Drácula o ilustrar con la escenografía lo que se cuenta en los bocadillos. Si le tengo que poner alguna pega, quizás sea que en ocasiones el diseño de los personajes es un poco repetitivo.


En cualquier caso se trata de un cómic que he disfrutado mucho, tanto por la estética como por su manera de plantear y desarrollar la historia. 

2 comentarios:

Jess Von Graven dijo...

La ilustración es espectacular, a ver si le echo un ojo en primera persona algún día en Norma ^_-

Madame Macabre dijo...

Jess Von Graven - La ilustración es una pasada, le dedicaron cinco años.

Te lo recomiendo si te quieres dar un capricho ;).