domingo, 28 de diciembre de 2014

Reseña cine: Big Eyes.

Título: Big Eyes.
Director: Tim Burton.
Actores: Amy Adams, Christopher Waltz.
Género: biografía, drama.
Año: 2014.
Valoración: 6/10.



Big Eyes trata bajo la forma de biopic la vida de la pintura Margaret Keane, quien dejó que durante diez años su marido se atribuyera el mérito de su trabajo.

Tenía ciertas expectativas con este nuevo trabajo de Tim Burton porque antes se había enfrentado a las biografías con buenos resultados, como es el caso de Ed Wood. Sin embargo, mi sensación final es algo agridulce.

Y no es que la película sea mala, se deja ver, pero tampoco resalta por nada en particular. De hecho, el toque de Burton está prácticamente ausente de toda la cinta. Y me parece bien que un director quiera reinventarse y probar cosas nuevas, porque cuando abusas siempre de las mismas ideas, las acabas convirtiendo en un cliché. Pero el conjunto final sea quizás demasiado "plano". La película es una línea continua sin mayores sobresaltos.

Pero como he dicho al principio, no es que la película sea mala. De hecho la ambientación es muy buena y los actores principales están excelentes en sus interpretaciones: Waltz en su papel de carismático y mentiroso compulsivo con dotes de vendedor, y Adams como mujer introvertida y tímida con un gran mundo interior que expresa a través de su arte. De hecho, el resto de personajes brilla por su casi falta de presencia.

Hay que admitir que el personaje de Margaret Keane tiene rasgos muy "burtonianos": introvertida, callada, poco carismática y sin dotes sociales pese a poseer una enorme creatividad. No muy alejada de Eduardo Manostijeras, por poner un ejemplo.

Y sin duda se plantean una serie de debates interesantes a lo largo de la película: si la comercialización del arte lo degrada a un simple producto, si algo es arte por la opinión de un crítico o deja de serlo cuando es abrazado por la masa o qué relación tiene el creador con su obra...

Mi impresión es que Tim Burton ha querido demostrar que es capaz de contar otras historias que "cuentos góticos" y sacar lo mejor de actores que no sean Helena Bonham-Carter o Johnny Depp, y al mismo tiempo conciliarse con un público mucho más amplio que el suyo habitual.

Si comparo esta cinta con las últimas del director, pues diría que Sombras Tenebrosas fue una historia desaprovechadísima que comenzaba bien pero caía en picado a mitad de la cinta, pero sin embargo se palpaba el toque del director en cada plano. Big Eyes, en comparación, es mejor película si se contempla fríamente. Pero no quita que eche en falta la creatividad y la capacidad para contar historias de Batman, Eduardo Manostijeras, La Novia Cadáver o Sleepy Hollow. 

En resumen, Big Eyes no es una mala película, pero le falta chispa.

2 comentarios:

Jess Von Graven dijo...

A mi cuando alguien decide reinventarse ya me da miedo, porque normalmente no acaba bien XD.
Y no es que yo sea una personas cerrada de mente y piense que Tim Burton o quien sea solo puede hacer X cosas. Pero, si lo que haces lo haces bien, puedes reinventarte a ti mismo desde un punto que siempre te represente. Cuando la gente evoluciona a cosas que no tienen nada que ver con nada de si mismos normalmente no acaba de cuajar, dando un resultado bastante nefasto _ _

Madame Macabre dijo...

Jess Von Graven - Visto lo visto, me gustaba más el Burton de los 90. Desde hace un tiempo lo veo como si fuera en zig zag: hace cosas que me gustan mucho (Frankenweenie, Sweeny Todd) y cosas que no acabo de entender (Alicia en el país de las maravillas y Sombras tenebrosas). No sé si es que está cansado de sí mismo o qué.

Pero pienso igual que tú, que es mejor reinventarse pero manteniendo tu personalidad. Habrá que ver sus próximos proyectos qué trayectoria toman :/.

Muchas gracias por comentar :).