lunes, 1 de noviembre de 2010

La Doncella de Hierro.

La doncella de hierro no es el único de los instrumentos de tortura con aspecto de sarcófago, pero sí el más famoso. Por fuera, gran cantidad de relieves y grabados adornaban su superficie. Por dentro, se componía de hileras de clavos que se piensa podían ser desmontados para herir en puntos concretos y así otorgar una muerte más o menos lenta al inquilino del sarcófago. Pero por lo general estaban diseñados para ensartarse en la víctima esquivando los órganos vitales en cuanto la doble puerta se cerrase. Esto permitía que la persona siguiese viva más tiempo (se estima que unos dos días) y en posición vertical.


En segundo lugar, el hombre condenado estaba sujeto en un espacio extremadamente pequeño para maximizar su nivel de sufrimiento. Otra característica era que las puertas de hierro podían ser abiertas independientemente. Esto era útil para comprobar que la víctima estaba teniendo un sufrimiento suficiente y evitar el riesgo de posibles huidas.

Las puertas de la doncella de hierro tenían un grosor considerable. Al parecer fueron especialmente concebidas para asegurarse de que los gritos de dolor del condenado no pudieran ser escuchados mientras ambas puertas estuviesen cerradas.

Posiblemente la primera doncella de hierro fue construida en Núremberg, Alemania. Al parecer, la primera persona ejecutada por este medio fue un falsificador de monedas, el 14 de agosto de 1515, según afirmó Johann Philipp Siebenkees en 1793 aunque la veracidad de este hecho se halla en entredicho. Pero se niega en cualquier caso que sea un instrumento de tortura perteneciente a la Edad Media pues es posterior.

En el siglo XVII se contaba que Erzsébet Báthory utilizó la doncella de hierro contra sus doncellas para obtener así más sangre de sus víctimas para conseguir la eterna juventud.

La doncella de hierro aparece en la literatura romántica y a partir de ahí se populariza. Por ejemplo Bram Stoker escribió una historia corta sobre la doncella de hierro llamada «The Iron Maiden» (1893). Y la banda de Heavy Metal "Iron Maiden" sacó su nombre de este dispositivo.

La doncella más famosa es la del castillo de Núremberg, con aspecto antropomórfico y con una cara que se podría reconocer como María la madre de Jesús y un cuerpo formado por dos puertas que lo asemejaban a un ataúd. Medía más de dos metros de alto y casi uno de ancho, por lo que era suficientemente grande para contener a un hombre plenamente desarrollado. Fue destruida en 1944 como consecuencia de los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial.

4 comentarios:

Andrés Z. dijo...

Una muy curiosa forma de tortura, recuerdo haber visto en tv, algunos documentales sobre la historia de este instrumento de tortura.

Gracias por la información :)

Un abrazo

Andrés Z.

Madame Macabre dijo...

Me hubiese gustado encontrar otras fuentes de información además de Wikipedia, pero no encontré nada. Pero en cualquier caso lo que leí me pareció interesante y me alegra que te haya gustado :).

Muchas gracias por comentar y un abrazo para ti también.

Madame Macabre.

Guadalupe Stl dijo...

Buenas noches. Me encantó en artículo y sí, lamentablemente tampoco he encontrado mucha información sobre este ingenioso artilugio. Me gustaría saber si se conoce algún otro ejemplar en algún museo que no sea aquel que fue destruido.
Sin dudas este es mi Blog favorito desde hace varios años cuando llegué a el por casualidad. Felicitaciones por las publicaciones tan interesantes que presenta.
Saludos desde Entre Ríos, Argentina.
GVS.

Madame Macabre dijo...

Guadalupe Stl - Este verano estuve en Toledo (España) y vi una Dama de Hierro en el Museo de la Tortura, aunque no te sabría decir si era una reproducción o una pieza original ya que en ese museo había tanto de lo uno como de lo otro. Pero me informaré sobre ello.

Gracias a ti por leer y comentar :)