miércoles, 11 de julio de 2012

El Té Parte 1: la ceremonia del té en el siglo XIX.

  • La llegada del té en Europa.

El conocimiento del té no se sabe a ciencia cierta cuándo llega a Europa aunque se supone que se tenían noticias de su existencia a través de los viajeros y misioneros en China y Japón, así como a través del contacto con loa árabes que lo conocían desde el siglo IX.

La primera noticia aparece en el libro titulado "Navigatione et viaggi", publicado en venecia en 1559 por Giambattista Ramusio. Pero son los portugueses a través del centro comercial que establecen en la isla de Macao en 1557 los que comienzan su introducción en Europa. Un poco más tarde son los holandeses, a partir de 1610 los que importan el té desde Japón, primero, y desde China más tarde, distribuyendo las hojas en Holanda, Francia y Alemania.

El primer té que llegó a Rusia fue un regalo de los chinos al zar Alexis en 1618, iniciándose algo más tarde un intenso tráfico de caravanas de camellos entre China y Rusia, tardando en llegar el té de 16 a 18 meses.



  • El té en Inglaterra.  
En 1658 un comerciante de Londres llamado Thomas Garraway y propietario de una tienda situada en Exchange Alley, en la city, publicó en el periódico "Mercurius Politicus" el siguiente anuncio: " La excelente bebida de china aprobada por todos los médicos y llamada Tcha por los chinos, Tay por otras naciones, o más conocida como Té, de venta en Sultaness Head, Café situado en Sweetings Rents, cerca del Royal Exchange, Londres".

En 1662 se casó el rey Carlos II con la princesa portuguesa Catalina de Braganza que era una entusiasta consumidora de té y quien introduce la bebida entre la corte británica.

En el siglo XVIII el té se convirtió en la bebida más popular en Gran Bretaña llegándose a consumir en 1791 un total de 6.379 toneladas.

Hasta principios del siglo XIX el té se tomaba a cualquier hora del día, en especial a la noche, no existiendo la costumbre actual del "afternoon tea", cuya invención se atribuye a la duquesa de Bedford que un día por la tarde encontrándose desfallecida pidió que le sirviesen una taza de té y un ligero tentempié, el cual le sento tan bien que comenzó a invitar a sus amistades por la tarde para degustar la bebida, pasteles y sandwiches, popularizando la costumbre inglesa actual del "afternoon tea".



El café Garraway de Londres fue el primer establecimiento público en el que se servía té. Su dueño anunció así la nueva y exótica bebida: "Activa el cuerpo, alivia los dolores de cabeza y la pesadez, elimina las obstrucciones del bazo, depura los riñones y es benéfico para los cálculos, facilita la respiración, protege de los sueños pesados, alerta el cerebro y refuerza la memoria".
  • La ceremonia del té en el siglo XIX.
La costumbre del té de la tarde fue rápidamente imitada por otras damas y pronto surgió un patrón común de servicio. La primera tetera se preparaba en la cocina y era llevada ante la dueña de casa, que aguardaba junto a sus invitados, rodeada de fina porcelana china. Dicha tetera era calentada por la anfitriona con una segunda tetera (usualmente de plata) que mantenía su calor mediante un pequeño fuego. Así, la comida y el té se servían a los invitados, siendo la conversación el principal propósito de la visita.



Los londinenses tomaban té en casa y luego en las terrazas de los "jardines de té", de moda en la capital británica. Los cafés habían cerrado a principios del siglo XVIII y, en su lugar, aparecieron numerosas terrazas de recreo en las afueras de Londres donde acudía gente de toda condición y clase social - incluida la realeza- para tomar aire, beber té y disfrutar de entretenimientos diversos. Los más famosos ofrecían conciertos, fuegos artificiales, espectáculos de luces, carreras de caballos, juegos de mesa, paseos en barca y bailes con orquesta entre senderos bordeados con flores, además de té y otros refrigerios. No obstante, la rápida expansión de Londres a principios del siglo XIX y la urbanización obligada de los espacios verdes provocó el cierre de todos estos jardines.

La ceremonia del té de la tarde se trasladó nuevamente a los hogares hasta 1864, cuando la directora de la sucursal de London Bridge de la Aerated Bread Company tuvo la brillante idea de abrir una sala detrás de su tienda como salón de té público. Su aventura tuvo tanto éxito que otras empresas no tardaron en copiar su iniciativa y, de repente, salones de té de este tipo invadieron Londres y otras ciudades británicas. Estos populares establecimientos atraían a clientes de todas las edades y clases sociales. En ellos se servían comidas frías y calientes, dulces y saladas, bebidas económicas y tazas de té, y solían ofrecer espectáculos musicales para entretener a la clientela.

Salir a tomar el té se convirtió en una moda que llegó a su apogeo en el período eduardiano (1901 a 1914), cuando una serie de hoteles selectos de nueva creación en Londres y en otras ciudades empezaron a servir a la hora del té elegantes comidas formadas por tres platos, en sus salones y terrazas, donde cuartetos de cuerda y otros grupos musicales animaban el ambiente.

Próximamente: Cómo preparar una ceremonia del té hoy en día y consejos para una "Gothic Tea Party".


Fuentes:







10 comentarios:

Andrés Ortega dijo...

Resulta curioso como alrededor de una misma bebida se puede montar, según el país y la visión que se tenga de esta, distinta parafernalia para su consumo... Mientras que el te en Inglaterra era una oportunidad para un encuentro festivo, en Japón era, y es, un ejercicio sacro, para la corte... También me llama la atención la distinción entre los salones de te ingleses y los japoneses, que eran lugares de compañía para los hombres...

Madame Macabre dijo...

Andrés Ortega - En cada país hay una curiosa cultura alrededor del té y su mundo. Aunque creo que en España se sigue siendo más de café... Pero para eso tenemos las fiestas del té ;).

Morgana Dragonheart dijo...

Muy interesante! Yo colgue una entrada sobre la ceremonia del té japones. Me gusta mucho esta bebida y todo el significado que encierra tanto en servirlo como prepararlo, aunque me gusta más el sentido japones.

un beso!

Madame Macabre dijo...

Morgana Dragonheart - La ceremonia del té japonés también es muy interesante (soy una friki del té :)). Pero claro, para la ceremonia japonesa me faltan todos los utensilios. La europea está un poquito más a mi alcance ;). Y es curioso porque los japoneses se sienten muy atraídos por las cafeterías de estilo europeo.

Besitos y gracias por comentar.

Bocchan dijo...

Y pensar que cosas que tenemos hoy en día tan a mano fueron tan exclusivas en otros tiempos.

El intercambio cultural y de productos entre oriente y occidente es y será siempre uno de mis temas favoritos. Incluso hoy en día, aún es tan mágico.

Madame Macabre dijo...

Bocchan - Ahora mismo estoy viendo un dorama que se llama "Ryoma-den" y está ambientado precisamente en la época en la que las naciones occidentales obligaron a Japón a abrirse al exterior, hacia 1853. Es muy interesante, ya que por un lado te muestra aquellos japoneses que pensaban que estaban ante "una invasión extranjera" y se negaban a creer que Japón fuera un pequeño punto en un mapa inmenso; y por otro aquellos que se daban cuenta de lo atrasados que estaban y estaban maravillados con las que cosas que venían del extranjero. Es una época convulsa de la historia de Japón, pero verdaderamente interesante.

Muchas gracias por comentar n_n.

Skandinav_Winter dijo...

que genial!!el te es sublime!larga vida!abajo el cafe!xd je ,espero el articulo de"gothic tea party" con ansias!^_^

Madame Macabre dijo...

Skandinav_Winter - Bienvenida al "Frente de los defensores del té" XD.

Creo que para la semana que viene tendré el siguiente post sobre el té, sólo un poquito de paciencia ;).

Muchas gracias por comentar, un saludo de Madame Macabre.

Bocchan dijo...

Con tu permiso me apunto ese dorama para echarle un vistazo :O Y así aprovecho para volver a ver series niponas, que hace tiempo que no encuentro ninguna que capte del todo mi interés.

Gracias a ti por toda la información que nos brindas siempre ^^

Madame Macabre dijo...

Bocchan - Te aconsejo encarecidamente ese dorama, está muy bien. Hasta el momento, yo el único tipo de doramas que había visto eran del estilo "comedia romántica". Y Ryoma-den está genial porque tiene de todo: historia, drama, suspense, comedia, romance, acción... Lo malo es encontrar subtítulos. Hay un fansub, Kaze no Fansub, que ha fansubeado la primera temporada en español, pero ya está (son 4). En inglés y en francés en cambio tienes casi todos los subtítulos. Te lo digo porque va lenta la cosa XD. Yo he visto las tres primeras temporadas con subs en francés y me ha encantado. Estoy esperando a que terminen de sacar los subtítulos de la cuarta.