viernes, 23 de agosto de 2013

Moda gótica: de la importancia de las subcategorías y otras cuestiones relacionadas con el estilo.

Desde fuera se suele decir que "todos los góticos se ven iguales" porque vienen a ser un grupo de gente donde todos visten de negro, con ropas muy parecidas, llevan un color de pelo llamativo y un maquillaje recargado.

Pero si ahondas un poco más, sabes que dentro de la estética gótica hay muchas vertientes a las que se asocia un estilo determinado, e incluso ciertos subgéneros musicales. De este modo, son completamente diferentes el estilo Perky Goth del Victorian Goth del Hippie Goth y así sucesivamente.

De vez en cuando realizo una entrada relativa a un estilo concreto, pero creo que es interesante plantearse una pregunta antes. ¿Hasta qué punto son importantes todos estos subestilos o subcategorías? Y por otro lado, ¿todo el mundo tiene uno?

De la importancia de las "subcategorías".

Es cierto que en el origen la estética gótica era menos variada y la influencia del punk era mucho más notable. Con el paso de los años, por influencia de diferentes fuentes (literarias, musicales y de moda), se fueron incorporando otros elementos hasta crear estilos diferenciados. Incluso en tiempos recientes se van incorporando nuevos estilos o nacen diferentes influencias.


Actualmente términos como Vampire Goth, Perky Goth, Cyber o Death Rock son comunes. Por lo tanto, es habitual que un gótico sienta más apego estético por uno o más estilos, los cuales luego se manifiestan en su forma de vestir y que suelen tener relación con sus gustos personales.


Ejemplo de estilos góticos por la ilustradora Megan Balanck.

Ventajas y desventajas.

La ventaja de adoptar un cierto estilo es que te facilita mucho la tarea de confeccionar un armario coherente porque tienes una serie de "directrices" más claras y concretas. También es más sencillo buscar referencias e inspiración, particularmente cuando se trata de un estilo con influencias historicistas. 


La desventaja es que llegado un momento puedes sentirte un poco limitado por ese estilo, o incluso aburrirte de él. Nuestros gustos pueden ir cambiando con los años y ello puede llevarnos a querer experimentar con otras tendencias. También puede suceder que nos gusten dos estilos muy disparejos que son difíciles de combinar. Y sin embargo, no queremos eliminar ninguno porque ambos hacen referencia a cosas que nos gustan o con las que nos sentimos identificados.

Pero igualmente está el hecho de que querer ajustarse en cada momento lo más posible a ese estilo, por ejemplo por referencia a una modelo, un cantante o una foto, puede resultar frustrante. Una de las razones habituales suele ser por la dificultad de encontrar prendas que se ajusten a ese estilo concreto.


Los subestilos no deben limitar tus posibilidades creativas.

Es normal que muchos góticos no se decanten exclusivamente por un único estilo, sino que alternen looks, lo que les permite variar y probar cosas nuevas, además de adaptarse a diferentes situaciones. Una propuesta muy interesante es la de combinar dos (o más) estilos que nos gustan: por ejemplo, el estilo victoriano con toques Death Rock. La ventaja de combinar varios estilos es que tu armario te permite muchas alternativas diferentes. Lo difícil está en saber combinar ambos, particularmente cuando son dos estilos muy diferentes entre sí.


El hecho de sentirte atraído por un determinado estilo no significa que tengas que verlo como un compartimento estanco y cerrado. Es bueno tener unas líneas generales en tu mente del look final que quieres lograr. Pero si lo entiendes como un "tengo que llevar esto y esto por fuerza para encajar en el patrón" estarás convirtiendo ese look que te gusta en una especie de "uniforme".



Por otro lado, es bueno que contemples ese estilo con una visión amplia, de manera que te permita adaptarlo a todas las ocasiones: desde un día normal a un evento más especial. No debes convertirte en un esclavo de tu estilo, sino que es bueno saber adaptarse. Si un día requieres ropa más práctica, no tengas miedo a decantarte por ello.


La diferencia entre "copiar" y crear tu estilo.

Cuando comienzas a crear tu armario es natural que tomes algún punto de referencia: una modelo, una tienda o incluso alguien cercano cuya forma de vestir te gusta particularmente. Tomar estas referencias como base es una buena idea, pero no debes olvidar incorporar elementos propios a ese estilo que estás creando. Porque sólo así lo vas a hacer realmente personal y de acuerdo con tus gustos. Pues una buena parte de la moda gótica está en personalizar las cosas y ser creativo. Por ejemplo, de esta modelo me gusta la forma en que combina las faldas y camisas, pero yo voy a añadir otros complementos. O me gusta esa forma de llevar un vestido, pero yo voy a incorporar otros colores.


Incluso dentro de un estilo puede haber cosas que no te gustan especialmente pero otras sí. No tienes que tomar esa subcategoría en su totalidad, pero puedes tomarla de referencia, dejar lo que no te gusta tanto y luego hacerle tus propios añadidos.


A mí me inspiran mucho pequeños detalles o formas de llevar la ropa que veo en otras personas. Luego trato de acomodarlos a mi estilo. A veces me funciona bien, y otras veces no tanto. Pero no hay que tener miedo al error. Porque crear nuestra propia "identidad estética" es un camino complejo que se basa en la prueba y el error. A veces añades cosas que has visto que funcionan bien, y otras veces quedan fatal.


Por ello, cuando vas a comprar una prenda que se sale de tus pautas habituales, podemos decantarnos por dos pensamientos. Primero, esta prenda me gusta, pero en realidad no me pega con nada con lo que suelo llevar, sé que no me la voy a poner. O bien, sé que esta prenda no me combina con mi estilo habitual, pero me gusta igualmente y quiero probar algo distinto.

Y sin embargo, ¿todo el mundo tiene un estilo?

Yo diría que todo el mundo tiene "su estilo", que no forzosamente tiene que encajar en alguna de las subcategorías conocidas. Es decir, puede que esa persona ni siquiera haya mostrado interés en conocerlas. Puedes encontrar a un gótico que simplemente se defina como gótico, y no como Gothabilly, Victorian Goth, Hippy Goth o cualquier otro subitpo. Simplemente ha ido creando una forma de combinar las prendas, que puede ser desde lo más sencillo a un estilo realmente elaborado, y aunque no encaje en ninguna etiqueta, ha creado algo con lo que se identifica, sin necesidad de una referencia concreta.


12 comentarios:

Olena Delfino dijo...

¡Buenos días!

Sigo tu blog desde hace pocos días y ya que en esta entrada hablas sobre estilos y ropas me gustaría que me aclararas algunos puntos en cuanto a eso si es posible.

Desde los 12 años empecé a vestir de negro, no era nada gótico claro, solo camisetas negras, pantalones negros, chaquetas, etc. A lo largo del tiempo me he ido interesando cada vez más por el estilo gótico y lo que le rodea, pues me encanta la muerte, veo belleza en ella, me encanta escribir cosas tristes y bueno demás cosas... El caso es que o bien porque mis padres no me dejaban o bien porque no tenemos tanto dinero, nunca he podido disfrutar de la ropa y el estilo libremente y poder satisfacer mis ánsias, por más que lo intento, no consigo ni convencerles a ellos ni tengo dinero. ¿Cómo lo hago entonces? Porque de verdad que me gustan muchisimas prendas de muchas tiendas online que he ido visitando a lo largo de los años... u_u si fueras tan amable de iniciarme en esto , te estaría muy agradedida :)))))

Gracias por la atención :)) Espero respuesta!

Angie dijo...

¿Entonces cúal eres? Besotes!

Vulcan_Butterfly dijo...

I agree, it severely limits creativity when we confine ourselves to one style subset! Often times, the best outfits are ones that combine many different style elements in ways that express the person's individuality.

Laurelin dijo...

Sí, hay mucha gente que siente necesidad de aplicarse un subestilo, pero creo que en la mayoría de los casos esto es pasajero. Mi estilo estético es un amalgama de cosas, cojo lo que me gusta de aquí y allá, y a veces adquiero prendas de estética punk aunque mis gustos sean góticos. En fin, que no hay nada fijo en cuanto a estética se refiere. Lo mejor es levantarse por las mañanas y decidir en ese momento si te apetece ir más decimonónico, o más militar, o más cibernético... Aunque es cierto que yo los uso comedidamente, porque para crear un look sofisticado de día especial tengo poca ropa, y siempre me remito a un estilo más típico.

MeinHerzBrennt000 dijo...

Estoy de acuerdo en que está bien mezclar estilos diferentes, me gusta el look de una persona cuando se nota que se siente bien, que lo usa de manera natural y que sabe llevarlo, no que se "puso su disfraz de gótico para la ocasión". Sin importar si es una lolita o un punk desaliñado, se nota cuando la persona ha hecho suyo el estilo que utiliza y que no intenta copiar a otros. También concuerdo en quitar o poner lo que tu prefieras, así que procuro buscar accesorios que considere "usables" en un día común. En mi caso lo que me gusta es el estilo victoriano y el metalero, completamente opuestos pero más que mezclarlos prefiero acentuar uno u otro

Fantasy Doll dijo...

Creo que como dices, lo ideal es crear tu propio estilo, con el que te sientas realmente identificada. Incluso, porque no, mezclar estilos. Yo misma creo que debería atreverme a probar cosas nuevas que me gustan pero se alejan algo de mi estilo diario.

Un beso Madame ^^

Madame Macabre dijo...

Olena Delfino - A lo mejor te sorprende mi primer consejo, pero te diría que no te obsesiones con las tiendas online. No pienses que para crear un buen armario tienes que acudir forzosamente a ellas. Te aconsejo que busques en tiendas "normales" prendas que vayan con tus gustos o que luego puedas personalizar. Te saldrá más barato, no irás como aquellos góticos que se compran toda su ropa en tiendas y tu estilo será más personal. No digo que no te compres algo en alguna ocasión, pero desde luego no trates de comprarlo todo ahí porque es imposible para un "bolsillo normal" (y además puede ser hasta aburrido). Aprovecha la emoción de ir de tiendas :D.

En cuanto a tus padres, trata de hablar con ellos y encontrar un punto intermedio de acuerdo. Explícales lo que es la cultura gótica, que se inspira en la literatura, en el arte y en la música, y que no tiene que ver con gente depresiva ni con cultos satánicos (entre otras cosas). Muchos padres se muestran contrarios porque tienen una concepción negativa. Háblales de las cosas positivas y que probablemente desconocen. Hazles comprender que es algo importante para ti y con lo que te sientes representada. Trata de buscar un punto de acuerdo sobre la vestimenta, aunque no les agrade del todo, que tampoco la detesten, que te permitan ciertas concesiones y tú a cambio cedas en otras cosas. Espero haberte ayudado :).

Angie - Yo me decanto más por el estilo romántico y victoriano, pero a veces me gusta incluir toques rockeros y algo de heavy metal :D.

Vulcan_Butterfly - Totally agree, I think these are the best outfits.

Laurelin - Lo genial es mezclar todas esas cosas que te gustan y crear algo personal, sea sencillo o sea más recargado. A veces creo que lo difícil es precisamente lograr looks sencillos.

Mein.chan - A mí también me gusta mezclar esos dos estilos, son geniales. Y me ha gustado mucho ese apunte sobre cuando una persona se siente cómoda llevando su ropa, totalmente cierto.

Fantasy Doll - Pues es una buena idea, yo siempre trato de aventurarme :).

Muchas gracias a todos por comentar.

Hela Hades dijo...

Gracias por tus consejos pero en una parte has errado un poco... yo tengo depresión y me gusta mucho el satanismo...

Virtizia von Rose dijo...

Muy buena entrada, querida. El problema que puede surgir al haber tanta distinción de estilos, es que nosotros mismos nos limitemos por salirse de un estilo u otro. Los estilos no nos definen a nosotros, sino que somos nosotros quienes definimos los estilos...

Para mí, personalmente, me sería tremendamente aburrídisimo si me moviera únicamente en un mismo estilo, así que tengo ropa de un poquillo de todo y depende de como se combine se puede crear looks de diversos estilos XD

Un besote preciosa!!

Madame Macabre dijo...

Hela Hades - A lo que me refiero es que incidas en los aspectos culturales, que si bien es cierto pueden ser un tanto peculiares, no dejan de ser cosas que interesan a mucha gente (desde el arte al ocultismo). Hay mucha gente dentro de la cultura gótica interesada en el satanismo o que son practicantes, pero no es algo que se aplique a todos. El problema es que desde fuera mucha gente nos ve como una secta porque nos interesan cosas poco habituales (a mí me gusta todo lo relacionado con Jack el Destripador, pero no me va a dar por matar a nadie). A lo que me refería es a eso. Ánimo y buena suerte.

Virtizia von Rose - Por supuesto hay de todo. Hay gente que lleva un solo estilo y se siente muy a gusto, y gente a la que le gusta variar. Al final, lo esencial es que estés a gusto y trates de poner un toque personal en tus cosas ;).

Muchas gracias por comentar.

Infila dijo...

Wenas! Soy Ínfila, he estado desconectada un tiempo pero siempre me gusta visitarte y comentar ^^
En cuanto a los sub géneros, con tantos años que llevo yo aún me lio un poco, y esto de "etiquetarse" nunca me ha gustado. Yo nunca me he sentido gótica aunque vista cono tal, y considero un error que la gente lo haga. Es inevitable no juzgar a alguien por su vestimenta, pero yo tengo amigos de todas las clases y cuando nos ven por la calle la gente se choca. Y si nos etiquetamos terminamos por imponernos unos valores y ropa que a lo mejor no nos gusta, pero que así los demás puedan "identificarte".

Madame Macabre dijo...

Infila - Hola de nuevo guapa, me alegra mucho volver a leerte :).

La verdad es que el tema de las etiquetas es complicado: hay gente que las detesta, hay gente que las considera útiles o que les gusta porque les da sensación de pertenencia a un grupo. Yo pienso que no pasa nada por saber que están ahí, pero que tampoco hay que darles más importancia de la necesaria. Al final tú eres tú, y para eso no hay ninguna etiqueta ;).