lunes, 11 de octubre de 2010

El instrumento maldito: la armónica de cristal.

Era 1762 cuando Benjamin Franklin se encontraba en Cambridge, Inglaterra, y presenció el concierto ofrecido por el músico Edmund Delaval. La particularidad del espectáculo residía en que el instrumento empleado eran copas de vino colocadas a lo largo de una hilera, y cuyas diferencias de tamaño y forma producían diferentes sonidos. Aquel espectáculo hizo nacer en Benjamin Franklin la idea de la armónica de cristal, lo que vendría a ser la automatozación del concierto de Delaval.


Lo cierto es que la idea de tocar música empleando el cristal no era nueva. Ya en la Edad Media se habían ideado difererentes formas e instrumentos. Igualmente este mecanismo era conocido por los Persas, los Chinos con su Shui Chan, los Japoneses con el Hi o los Árabes con el Tusut. Puede citarse como uno de los ejemplos más famosos el Serafín de Richard Puckerindge, que consistía en vasos de cristal llenos de agua a distintas medidas cuyo borde se frotaba para cerar música.


El instrumento ideado por Franklin se componía de boles de cristal, de 20 a 54, superpuestos y alineados en torno a un eje central movido por un pedal. Al músico le bastaba humedecerse los dedos para comenzar a interpretar su melodía. Compositores de la talla de Mozart, Beethoven, Strauss y Bach compusieron piezas para él, maravillados por la armonía de su sonido. Paganini dijo de él que era el "órgano angelical", y la propia Reina María Antonieta fue una de sus intérpretes. Incluso Goethe o Chateaubriand alabaron su sonido. A día de hoy la armónica de cristal cuenta con unas 400 composiciones musicales. En esta imagen se muestra un manuscrito de Mozart para una composición que incluía a la armónica de cristal.


Pero algún tiempo después comenzaron a extenderse rumores acerca de sus supuestos efectos dañinos. Friedich Rochlitz escribió que "la armónica estimula en exceso los nervios y sumerge al músico en una acuciante depresión y, por lo tanto, en un oscuro y melancólico humor que acaba llevándolo a una lenta autodestrucción". De hecho se decía que hacía aullar a los animales, provocaba partos prematuros y disputas conyugales.

Mesmer lo utilizaba como método de relajación, pero fue expulsado de su ciudad cuando al emplearlo logró devolverle la vista a una pianista ciega a costa de su salud mental. Por estas causas fue prohíbido en varias ciudades de Alemania, al entender que causaba locura, depresión y cáncer. Todo esto hizo que la armónica de cristal cayera en el olvido hacia el año 1835, especialmente después del episodio en que un niño cayó muerto en un concierto.



La verdad es que los rumores sobre su maldición no estaban muy desencaminados. Los recipientes de cristal contenían una alta cantidad de plomo al igual que la pintura que se empleaba para decorarlos, y el continuado contacto con el instrumento provocaba un lento envenenamiento. Y los síntomas del mismo eran precisamente graves alteraciones psicológicas, daños cerebrales, insomnio, hiperactividad...

Pese a todo, aún a día de hoy existen algunos intérpretes de este instrumento, y pueden encontrarse videos en internet, si bien es cierto que existen muy pocos intérpretes profesionales.

12 comentarios:

Luckifer dijo...

Un cacharro espectacular y por lo visto en los vídeos que he encontrado , con un sonido peculiar y envolvente , que historia tan extraña entraña este instrumento.
muy interesante , un abrazo from hellz madame.

Madame Macabre dijo...

Para que luego digan que con el anime no aprende uno cosas XD. Pues sí, una historia bastante curiosa e interesante.

Muchas gracias por comentar. Y gracias a la segunda temporada de Kuroshitsuji por mostrarme este instrumento XD.

Besitos de Madame Macabre.

AZstudio dijo...

ESTAS SON LAS HISTORIAS QUE ME ENCANTAN JEJEJE :)

MUCHAS GRACIAS MADAME MACABRE, ME GUSTA LEER ESTE TIPO DE ENTRADAS :)

FELICITACIONES!

Andrés Z.

Madame Macabre dijo...

A mí también me encantan este tipo de curiosidades. Seguiré buscando :).

Besitos y gracias por comentar.

Madame Macabre.

Anónimo dijo...

me gusto mucho esto y la verdad es q tiene un sonido muy muy muy lindo!

Madame Macabre dijo...

Es un instrumento muy interesante, y es cierto que su sonido es precioso.

Muchas gracias por comentar.

Un saludo de Madame Macabre.

Angie dijo...

Supongo que con nuevos materiales será menos dañino. Todos de peques hemos jugado con vasos...jejeje

Madame Macabre dijo...

Angie - Yo siempre lo intenté, pero desde luego no me salía tan bien como los profesionales que se veía en la tele XD.

Muchas gracias por comentar n_n.

Karim Muñoz dijo...

Un instrumento sencillamente hermoso no saben lo que daría por tener uno o comprare uno soy músico violinista, arpista, también he tocado las copas pero este es maravilloso y aunque los violines profesionales son costosos este instrumento aparte de serlo es difícil de hallar!

Madame Macabre dijo...

Karim Muñoz - Me imagino que debe ser muy difícil encontrar uno pues es un instrumento antiguo y que se dejó de fabricar. Y hacer uno tú mismo debe ser prácticamente imposible.

Supongo que tendremos que remitirnos a los museos ;).

Muchas gracias por comentar n_n.

José Limón Angeles dijo...

~Hay un instrumento creado por un demonio hace 5000 años aproximadamente, en el centro de la actual India; es mortal, 'Rudra Veena' este si es un intrumento maldito pues ha sido lugar de habitación de toda cosa inmunda y de exhalación ávida, impresionantemente avanzan con ímpetu al Seol y posteriormente al Gehena. Son endemoniados que ven muertos siempre y piensan que hablan con sus antepasados. Esta es una admonición para aqueellos ciegos que creen hablar con los muertos: [Isaías: 8:19,22.(cualquier versión.)], Eviten pues esto porque significa muerte eterna, nadamás que alimento para muertos en vida.Ya de hecho, hay música que está apartada para seguir a satanás...

Madame Macabre dijo...

José Limón Angeles - Muchas gracias por la información, no conocía ese instrumento y me parece muy interesante, aunque es un concepto diferente al de la armónica de cristal.

Muchas gracias por comentar.