viernes, 27 de agosto de 2010

El origen de las cosas: los anillos de veneno.

Los anillos más antiguos que se conocen datan del Antiguo Egipto, cuando ya se empleaba esta joya decorativa para fimar documentos. Pero también comenzó a desarrollarse una joya particular, que hoy día se denomina en la terminología inglesa como "poison ring", y que conocemos como "anillos para veneno" o "anillos cápsula".


Se cree que el origen de estos anillos está en la India, cuando comenzaron a emplearse como alternativa a los colgantes y pequeñas bolsas al cuello para transportar cosas. Esta particular joya se iría extendiendo por toda Asia, hasta llegar al Mediterráneo y entonces a Europa. No obstante, en sus orígenes no se empleó solamente para transportar veneno, sino también mensajes, reliquias o cabellos del ser amado.


A lo largo de la Historia son numerosas las personalidades que han fallecido mediante el empleo de estos mortales anillos. En el año 322 A.C. el filósofo griego Demóstenes se suicidó, y mientras que algunos estiman que se envenenó a sí mismo con el veneno que llevaba oculto en una cápsula entre las ropas, el matemático griego Eratóstenes alega que fue a través de un anillo hueco repleto de veneno. Igualmente se dice que el Sargento cartaginés Aníbal se suicidió en el siglo 2 D.C. gracias al veneno que llevaba oculto en la gema de su anillo.


Pero si hay una familia en la Historia que hizo del envenenamiento un arte y del anillo cápsula una auténtica joya, fueron los Borgia. Cesare Borgia llevaba un anillo decorado con un león de dos cabezas en cuyo compartimento secreto portaba un veneno llamado Cantarella, que al carecer de sabor, era el arma perfecta para asesinar a sus oponentes políticos. De su hermana Lucrecia también se dice que solía emplear este método contra sus invitados. Según numerosos historiadores en 1503, Rodrigo Borgia sucumbió a su propio veneno vertido en una copa desde su anillo, cuando éste en realidad iba destinado al Cardenal Corneto.


A partir del siglo XVII, aunque estos anillos continuaban utilizándose, fue con otros fines menos mortales pero todavía relacionados con la muerte. En esta época se pusieron de moda los anillos en los que se guardaba un pequeño retrato del ser amado fallecido, por lo que se empleaban como mementos para los que estaban en duelo.


Con el tiempo fueron decayendo en uso hasta la actualidad, donde hay ávidos coleccionistas de estas singulares joyas. En la web http://www.silver-insanity.com/category_s/32.htm se puede ver una amplísima colección de reproducciones de estas joyas. La propia marca de joyería gótica Alchemy tiene sus respectivos modelos.


10 comentarios:

Leo Jc dijo...

Hola no sabes donde puedo conseguir uno aquí en méxico, he buscado pero no he podido encontrar

Madame Macabre dijo...

Leo Jc - Prueba en la web de Alchemy, recuerdo que tenían este tipo de modelos. Aunque no sé cómo va su política de envíos

También puedes probar en una tienda llamada "restyle". Envían a todo el mundo y sé que he visto ese tipo de anillos en su tienda.

Un saludo y gracias por comentar.

Anónimo dijo...

Hola soy Alexa Aleman Armani. Excelente artículo. Felicidades por tu blog, esta increíble. Un abrazo fuete.

Madame Macabre dijo...

Alexa Aleman Armani - Muchas gracias :).

saul dijo...

interesante artículo, gracias por la info ;)

Madame Macabre dijo...

saul - De nada :).

Anónimo dijo...

Excelente artículo!
Dónde puedo conseguir uno en México?

Madame Macabre dijo...

Anónimo - Probaría en tiendas de antigüedades, o en la marca Alchemy Gothic que recuerdo que tenían algunos modelos :).

Muchas gracias por comentar.

Rodrigo Gaona dijo...

Sabes de los Anillos que servían para detectar el veneno en la bebida? Lo sumergían en ella y si había algún cambio, significaba veneno.

Madame Macabre dijo...

Rodrigo Gaona - Pues no lo sabía, muchas gracias por la información :)