martes, 24 de agosto de 2010

Jean Baptiste Auguste Clésinger: el escultor de la belleza y de la muerte.

Auguste Clésinger (1814 - 1833) fue un escultor y pintor francés del siglo XIX, hijo del también escultor Georges - Philippe Clésinger, quien se encargó de su educación artística. Esculpió muchos bustos de personajes relevantes, entre ellos la de Luisa de Saboya, dentro de la serie de "Reinas de Francia".

Cuando expuso su más famosa obra en 1849, "La mujer mordida por una serpiente", provocó un enorme revuelo, ya que se trataba de la escultra de una mujer de formas atractivas de la que emanaba pura sensualidad, y que pronto provocó el escándalo. Para realizar dicha obra utilizó a una modelo, Apollonie Sabatier, quien había sido amante de Charles Baudelaire. No obstante, escritores de la talla de Théophile Gautier admiraron dicha obra porque había sabido representar "la belleza sin hipocresía, sin afectación, sin manierismo, con la cabeza y el cuerpo de nuestro tiempo, donde todo el mundo puede reconocer a su amante y su belleza".

En 1849 se casó con Solange Dudevant, hija de la escritora George Sand, con la que tuvo una hija, aunque el matrimonio acabaría separándose.

Sus esculturas abarcan desde los temas mitológicos a los religiosos. Pero a él también se deben esculturas de carácter mortuorio como la máscara mortuoria de Chopin así como la de sus manos, e igualmente de las manos de la propia George Sand cuando falleció. A esto deben añadirse ciertas esculturas que le están atribuidas, pero cuya autoría es incierta.

2 comentarios:

AZstudio dijo...

UFF!!! Hermozas obras...me han encantado :)

Madame Macabre dijo...

Lo descubrí leyendo la reseña de Wikipedia sobre Chopin, unas esculturas realmente preciosas.

Muchas gracias por comentar.

Un saludo de Madame Macabre.