domingo, 11 de abril de 2010

El negro y los fabulosos tonos joya.


Recuerdo que hace años solía ser bastante drástica a la hora de llevar otros colores que no fueran el negro. Tenía algunas cosas en rojo, morado, gris y blanco, pero no pasaba de ahí. Con los años fui abriendo mi mente (y mi armario) descubriendo que me sentía cómoda con otros colores, siempre que fueran oscuros. A veces llevar un determinado color se trata de sentirse a gusto con él, de verte bien llevándolo.

Los tonos joya es la tonalidad más oscura, saturada e intensa de los colores. Aunque son oscuros, su intensidad los lleva a contrastar con el negro haciéndose destacar mutuamente. Además de los clásicos rojo burdeos y púrpura, está el verde esmeralda, el azul pavo real, el turquesa oscuro, el gris marengo o el gris perla, el fucsia, el marrón oscuro... No todos los tonos joya son de mi predilección ya que no soy muy amiga de los marrones pero en cambio adoro todas las tonalidades de gris. Creo que hay colores fabulosos en tonalidades oscuras, a veces sólo se trata de probar la combinación y de encontrar una prenda de la que nos enamoremos.


No hay comentarios: